5 temas para hablar en pareja

5 temas para hablar en pareja
01-08-2019 Tags: ,

Sicología

Hablar del clima y de las anécdotas diarias vale, pero lo que realmente afianza a una pareja es la conversación de tópicos vitales, como el futuro, las pasiones de ambos y sus expectativas en todo sentido.

 

Muchas parejas hablan a diario, se relacionan y se comentan los avatares de la jornada, pero pocas son las que realmente se comunican y conocen lo profundo del otro. O se quedaron lo que conocieron al principio y nunca actualizaron la información, en circunstancias de que toda persona evoluciona y en el proceso puede cambiar. ¿Sabe usted lo que piensa él(ella) sobre el futuro, sobre sus metas y ambiciones, sobre lo que ama hoy y lo que le dejó de gustar?

Hay ciertos temas que deben ser obligados en la conversación de todos los días. Quizás no todos los días ni todos juntos, pero sí a menudo, y tratados como parte de la comunicación cotidiana.

A saber:

·Asuntos familiares. Y tanto se trate de su familia como de la suya. No es aconsejable guardar secretos al respecto ni esconder problemas o sentimientos, por muy pequeños que sean. Si tiene usted un conflicto con su propia madre, por ejemplo, es posible que ese acto de abrirse le sirva para relajar el tema y él pueda aportar a una solución. Pregúntele siempre sobre sus amigos, sus familiares cercanos y de su propia vida. Es lindo mantener largas conversaciones sobre las pasiones de cada uno, además, como los pasatiempos. Hablar de sus respectivas pasiones les ayudará a decirle que de verdad está interesada en todo lo que respecta a él.

·El futuro. Si quiere saber si lo de ustedes promete, deben hablar de sus expectativas. De la vida, de las cosas que desean hacer, sus metas y aspiraciones. Es muy positivo cuando la pareja sueña un futuro en conjunto y compatible, y trabaja para alcanzarlo. Imagínense en una o en cuatro décadas más y compartan lo que visualizan. La visión compartida del futuro los unirá más.

·Salud. Si tiene un problema de este tipo o una inquietud al respecto, convérselo con su pareja. No solo las bellas experiencias se comparten, sino también las preocupaciones y los dolores. Los dos deben apoyarse en las buenas y en las malas.

·Dinero. Para algunas personas este es un tema tabú, y no hay peor equivocación, más aun cuando son dos. Toda decisión que tome uno de los dos y que los involucre a ambos debe consultarlo con el otro y llegar a un acuerdo. Eso es trabajar en equipo.

·Sexualidad. Es otro tema que no puede ser evitado. Debe existir la confianza suficiente para hablar con confianza y respeto sobre lo que quieren hacer en la cama y cómo les está resultando hasta ahora la vida íntima.