#BASTADECOSAS

#BASTADECOSAS
29-11-2018 Tags:

A partir de diciembre de este año y hasta enero de 2019 las actrices chilenas agrupadas en R.A.C.H estarán difundiendo una campaña que explicará qué es la cosificación y cómo identificarla.

La iniciativa pretende terminar con el acto social de representar a las mujeres chilenas como un objeto o cosa.

Por: Lisette Ávila O. / Fotos: Juan Pablo Sierra

 

Son las 14.30 h y un grupo de actrices comienza a reunirse en la esquina de las calles Villavicencio y Lastarria. Van llegando una a una con sus ropajes coloridos, cabellos de todas las formas y accesorios llamativos. Se saludan con cariño unas con otras y comienzan a organizarse para hacer su primer acto público de R.A.C.H (Red de Actrices Chilenas), organización que nació hace más de cinco meses y en la que participan 450 a nivel nacional.

Mientras una prepara el pegamento con un palo en un balde, otras sacan de sus mochilas los carteles diseñados por el artista chileno Santiago Errázuriz y que dicen: Basta de Cosas. Un lema que estarán difundiendo mediante las redes sociales y otras plataformas para clarificar el concepto de cosificación en nuestra sociedad y cómo las mujeres pueden identificar cuando están siendo cosificadas.

“La idea de crear la campaña surge hace un mes, cuando nos dimos cuenta de que era tiempo de tomar acciones frente a las situaciones que estaban enfrentando las actrices chilenas y las mujeres de nuestra sociedad”, dice Daniela Castillo. Hasta el lugar llegan las actrices Natalia Grez, Catalina Martin, Amalia Kassai, Daniela Castillo, Karina Pizarro, Daniela Estay, Nicolle Romero, Lizet Alvarado, Marcela Piña y Luciana Echeverría. Todas juntas caminan hacia la calle Villavicencio buscando una pared donde pegar los carteles. En la búsqueda se preocupan de no tapar ninguno de los murales y grafitis que hay en los muros, hasta que encuentran uno. “Esto tiene que ser rápido”, dicen, mientras unas les echan el engrudo a los afiches y otras los comienzan a pegar. Todas se ayudan, entusiastas. Saben que es un acto significativo para cada una de ellas. Al terminar de pegar los carteles se abrazan y gritan: ‘¡Mierda, mierda!’.

Del grupo completo han escogido solo a tres voceras para explicar de qué se trata la campana #bastadecosas: Amalia Kassai, Marcela Piña y Daniela Castillo, quienes responden acá:

¿Qué es para ustedes el concepto de cosificación?

La cosificación ha existido siempre, pero recién en los años 70 se empezó a visibilizar el concepto como tal gracias a mujeres que existieron antes de nosotras. Desde que nos planteamos como R.A.C.H que la cosificación era uno de los principales temas que nos preocupaba hemos investigado y leído muchas definiciones, pero finalmente nos quedamos con esta: ‘La cosificación es el acto de representar a alguien como un objeto o cosa’. Creemos que es la definición que mejor representa el concepto. A esto también añadimos que la cosificación es una manera de invalidar a otro y ahí está lo peligroso. Es ahí donde queremos proponer y hacer ver que hay ciertas conductas que se normalizaron, pero que no lo son. La cosificación es algo que está muy presente en nuestra sociedad y es muy urgente empezar a visibilizar su existencia y crear conciencia al respecto.

¿Qué ejemplos de cosificación hay en nuestra realidad social?

Estamos rodeadas de ejemplos… En la publicidad, en conversaciones diarias que una escucha, en la pega y también en lo privado. Algunos han sido tan peligrosos que han sido mortales y otros casos han terminado en depresiones, profundos traumas y trastornos de índole sicológico y siquiátrico. Nuestra intención con la campaña es despertar la conciencia colectiva, ayudando a identificar cuándo una está escuchando o viendo cómo se cosifica a una mujer o niña, reduciéndola a un objeto.

¿Cuál es el límite de la cosificación?

Creemos que el límite es personal, y por eso es tan necesaria esta campaña. Muchas personas todavía desconocen que están siendo cosificadas, pero es muy probable que alguna vez en su vida lo hayan sido.

¿En qué casos han sido cosificadas como actrices y cuál ha sido su reacción?

Después de una de nuestras primeras asambleas se dio la tarea de mandar un mail con temas que nos estaban rondando, que nos inquietaban y que nos parecían urgentes discutir con nuestras colegas actrices. Uno de esos temas fue la cosificación. La habíamos presenciado muchas, vivido algunas y lográbamos identificarla a diario a nuestro alrededor. No solo en el ámbito laboral, sino también en el privado, por lo que decidimos empezar a pensar una campaña que en primera instancia creara conciencia de su existencia. Una campaña en la que se visibilizara de manera didáctica cómo se ejerce la cosificación.

¿Cómo piensan explicar el concepto de cosificación en la campaña?

Tenemos planeado un video explicativo, una campaña fotográfica y un video de ficción. En las tres instancias se explicará el concepto de manera muy simple y clara. Todo esto sucederá durante de diciembre 2018 a enero 2019.

¿La campaña de ustedes se asemejará a la que se realizó hace dos años a nivel mundial y que se llamó WomenNotObjects?

Nuestra campaña nació desde la necesidad de actrices chilenas de hablar sobre temas que les preocupaban diariamente. Por eso no pretendemos copiar ninguna campaña de otro país, ya que Chile no se parece ni social ni culturalmente a otra sociedad. Creemos que dentro de la nuestra hay cosas que se deben modificar no solo por nosotras, sino para las futuras generaciones. Pensamos que nosotras como actrices podemos ser un aporte para que estos temas se visibilicen.

¿El concepto de cosificación que ustedes abordarán en la campaña considerará a todos los géneros?

Nuestra red es una red de actrices chilenas, por lo que en una primera instancia nos centraremos en la cosificación de la mujer o de lo femenino. Sin embargo creemos que la campaña puede extenderse e incluir otros géneros. Estamos completamente abiertas a eso.

¿Qué concursos, piezas musicales y publicidades chilenas debieran replantear su mensaje?

No es nuestra intención apuntar con el dedo. Creemos en la libertad de expresión y en la empatía. Las personas podrán sacar sus propias conclusiones o podrán replantearse cosas que piensan o que ven. Lo hermoso de estar vivo es seguir aprendiendo siempre, creemos que cualquier ser humano debería estar en constante movimiento intelectual y físico. Invitamos a las personas a reflexionar sobre su manera de pensar las cosas, incluso las verdades que tienen más establecidas.