Blusas hechas en Chile

Blusas hechas en Chile
12-09-2019 Tags:

Por: Lisette Ávila O.

Es la prenda fetiche para muchas, y mientras más exclusivas y originales, más solicitadas son. Esta es una guía de algunas marcas nacionales que han apostado por ellas y han triunfado.

 

KOKORO (en portada)

@welovekokoro

Después de siete años trabajando en marketing financiero Pola Morena decidió arriesgarlo todo y empezar de cero. Entonces se dispuso a hacer lo que más disfrutaba en su vida: la moda, las telas y los procesos creativos con las manos. “Tengo una obsesión con las telas, me gusta crear a partir de su caída, textura, colores y estampados… Desde ahí parte la inspiración. Generalmente compro las telas sin saber para qué las utilizaré, simplemente me atraen, luego en el taller al verlas todas juntas es que nacen las ideas. Tengo telas que compré hace dos años y que al verlas junto a otras es que cobran sentido”, cuenta.

En los diseños de Kokoro hay color, estampados, mezclas, texturas, brillo y movimiento. “Nos gusta pensar que tenemos la misión de ponerles color a las mujeres, empoderarlas, queremos ser una invitación a divertirse con la moda y perderle el respeto, donde todas las posibilidades son correctas, pero lo único importante es que se sientan cómodas y las represente”.

Sus blusas –de los diseños más solicitados por las clientas chilenas– son producto de un trabajo de investigación que realizó Pola. Antes de sacar la primera línea de ellas, la diseñadora buscó un modelo clásico que funcionara bajo todas las modas y tiempos, una blusa que durara eternamente. “Entonces diseñamos blusas de corte sencillo y holgado, para que la seda fuera la protagonista, y tuvieran caída y suavidad. Escogimos un cuello marcado y amplio para que se luciera mejor bajo un suéter”, explica.

Por medio de sus redes sociales la marca muestra al menos tres diseños de blusas al mes. Actualmente están promocionando una colección cápsula llamada ‘Configuraciones Improbables’, en la que crean blusas a partir de todos los estampados utilizados históricamente en Kokoro. “Se hace una de cada una. En abril de este año hicimos la serie 1, en la que fueron 25 blusas únicas que se acabaron en menos de dos horas. Para octubre ya estamos trabajando en la serie 2”, adelanta.


SINGOLARE

Son cada vez más las marcas de vestuario nacional que están apostando por productos de calidad y diseño de vanguardia. Una de ellas es Singolare, que lleva 20 años en el mercado y que promueve que gran parte de la confección se realice en nuestro país.

“Al diseñar nos inspiramos en mujeres activas, globalizadas e informadas, sociales, multifacéticas, con carácter, y que sienten con intensidad. Son mujeres independientes, que viajan y que disfrutan la vida, que están constantemente desarrollándose en lo profesional y personal. Mujeres de diversas edades, que exigen comodidad y buen calce”, explica uno de los representantes de la firma.

Y si de intensidad se trata, Singolare se ha preocupado de desarrollar colecciones que captan la atención del público por su propuesta colorida. En ese universo de prendas sus blusas son un referente de innovación y calidad. Para la confección de ellas buscan telas naturales como viscosa, algodón y seda, y utilizan también la técnica de la sublimación. “Siempre estamos muy atentas a las tendencias internacionales, lo que se ve en las pasarelas, en la calle, y después de todo un gran estudio seleccionamos lo que más nos inspira”.


MALVA

Hace tres años que las diseñadoras María José Tagle y Carolina Cruzat comenzaron a trabajar el diseño gráfico textil sobre telas como la seda y el algodón pima. Fue así como surgió la marca Malva, que se caracteriza por tener una estética surrealista en cada una de sus colecciones, todas muy rupturistas. “Nos inspiramos en los colores fuertes, en el juego de la combinación de estos y en figuras gráficas que nos atraen mucho, como animales, corazones, estrellas y bocas”, cuentan.

En su propuesta hay conjuntos de poleras y pantalones, pañuelos, maxibufandas y las blusas que impactan por sus estampados y la suavidad de las telas. “El diseño de las blusas nace de desarrollar un producto que nos gusta y usamos mucho. Comenzamos haciéndolas en algodón pima y después en seda, que es muy difícil de encontrar. Hemos diseñado blusones largos que son muy cómodos y que se adaptan a todo tipo de cuerpos y edades, ya que los puedes usar como vestido y cerrados o abiertos con una polera debajo”, detallan.

Los estampados de las blusas los hacen con la técnica de la sublimación y son realmente únicos. “Hemos creado varias prendas que mandamos a estampar fuera de Chile con nuestros diseños, ya que acá no hemos encontrado calidades que sean 100% seda y que se puedan estampar. Solo una vez compramos seda estampada que encontramos en una tienda de Nueva York y que nos encantó, pero preferimos que el diseño sea nuestro”, cuentan.

Pese a que sus diseños de blusas son poco convencionales, son cada vez más las chilenas que las prefieren. “La verdad es que nos han comprado de todas las edades y eso es maravilloso, ya que la gente está valorando la calidad y eso se nota cuando te la pones”, comparten. 


ROBERTA

 El año 2011 Daniela Hoehmann se tituló de la carrera de Diseño de Vestuario en el Inacap. Su proyecto final se llamó ‘Roberta’, una marca de vestuario muy visual y que tuvo la oportunidad de mostrar en desfiles de Viste La Calle, Santiago Moda y varios más. Hoy su firma es reconocida en el ambiente fashion capitalino por sus estampados inspirados en la vegetación valdiviana. Por eso el color. Por eso la viveza de sus prints.

Daniela cuenta que su inspiración viene de varias partes. Por un lado, de su interés por lo gráfico y visual; por otro, de los paisajes y frutos de Valdivia, su ciudad natal, y, por último, su deseo de comodidad. “Yo diseño para una mujer que le gusta andar cómoda pero que a la vez le encanta marcar la diferencia mediante una propuesta visual”.

Sus colecciones las encuentra en la tienda 9-F del Drugstore. Hasta ahí llegan muchas de sus clientas a buscar sus blusas de corte clásico pero con prints tan llamativos que se agotan en poco tiempo. “Mis blusas son una prenda multifuncional y adaptada a cualquier tipo de cuerpo… Les quedan bien a una mujer flaca y bajita y también a una con más busto. Son diseños multicuerpo y multiestilo”, dice.