¡Comer Sano!

¡Comer Sano!
13-08-2019 Tags:

No pueden faltar en la dieta los productos lácteos, las proteínas, frutas y verduras variadas, cereales y aceites y grasas.

En la infancia la alimentación va cambiando. Algunos elementos pueden dejarse, mientras que otros van incorporándose lentamente. Lo importante es que esta etapa es la óptima para crear hábitos.

 

Se dice que hasta los 6 años los niños están más abiertos a aprender e incorporar hábitos alimentarios saludables,por lo que es de vital importancia inculcárselos desde pequeños.Cosas simples como sentarse a la mesa a comer y no comer en el dormitorio, o que se incluya en el plato una variedad de alimentos de todos los colores y texturas, por ejemplo, es básico.Por supuesto que esto no quiere decir que los hábitos no se puedan modificar después, pero la receptividad de los niños es mayor.

“Una alimentación saludable debe incluir de forma diaria proteínas de buena calidad –como carne,huevo o sustitutos, lácteos y derivados-, frutas y verduras,y además se debe asegurar una adecuada ingesta de líquidos. Y se deben evitar alimentos procesados y embutidos, y alimentos con alto contenido de azúcar refinada”, dice Dana Bortnick, nutricionista de Clínica Indisa.

¿Cuántas veces al día debe comer un niño?

Por lo menos deben haber tres comidas principales:desayuno, almuerzo y comida. Dependiendo de la edad pueden incorporarse dos |o tres colaciones.

¿Cuáles son las enfermedades más comunes en ellos producidas por un alimento o por la falta de uno?

Deficiencia de vitaminas o minerales, si la dieta es muy restringida en frutas y verduras o de ciertos alimentos que nos los aporten; por ejemplo, el calcio,que lo obtenemos a través del consumo de la leche y sus derivados principalmente.

¿Cómo deben ser sus colaciones?

Pueden incluir alimentos como frutas y lácteos.Siempre hay que considerar el volumen de la comida,lo que depende de la edad del niño/a y no realizarlas muy cercanas a las comidas principales.

¿Qué cantidad de azúcar deben comer al día?

El azúcar no es un alimento que se deba incluir en la dieta de un niño; su consumo puede ser ocasional, en eventos o cumpleaños.

¿Pueden comer lácteos descremados?

La leche descremada es un alimento adecuado para los niños, ya que lo que se quita es la grasa de la leche, que principalmente es saturada. El contenido de calcio y de vitaminas sigue siendo el adecuado para ellos.