Decoración: Depa para 5

Decoración: Depa para 5
19-04-2018 Tags:

Para facilitar las actividades de sus tres hijos, Teresa y Gonzalo cambiaron una amplia casa encumbrada en Peñalolén por un departamento en un barrio conectado y con múltiples servicios.

Un lindo y amplio departamento en Pocuro fue el elegido para conectarse mejor con la ciudad.


Después de vivir unos años en una muy amplia casa en Peñalolén, Teresa y Gonzalo decidieron que debían cambiar de escenario. La principal razón para tal determinación fue que sus tres hijos, ya adolescentes, iban a necesitar más autonomía e independencia, y la ubicación del hogar familiar las dificultaba.

En Peñalolén disfrutaban de muchos metros cuadrados, pero estaban obligados a depender mucho del auto “hasta para ir a la farmacia”, cuenta Teresa. “Queríamos acercarnos a los colegio de los niños, para que ellos pudieran volver caminando”, recuerda. Tomada la decisión, pusieron en venta la casa y buscaron otra para habitar. “Un amigo arquitecto nos aconsejó considerar un departamento, ya que eso significaría aun más independencia y menos cosas para preocuparse, como la mantención del jardín”, recuerda. Justo en esa época apareció una oportunidad muy atractiva en el sector de Pocuro y la aprovecharon inmediatamente.

El nuevo espacio familiar era significativamente más reducido y para abordarlo Teresa y Gonzalo siguieron otro consejo. Esta vez, de una amiga sicóloga. “Ella nos sugirió que lo decoráramos a nuestra pinta para que nos representara del todo”. No se llevaron absolutamente nada de la casa, por lo que partieron de cero. “Elegimos cada elemento nosotros mismos y consideramos para ello solo nuestros gustos y necesidades”, señala esta madre y empresaria.

El resultado de ese proyecto de vida, que asumieron activamente los cinco integrantes de la familia, es un espacio no solo cómodo y contemporáneo, sino también cálido y muy apto para la etapa que están viviendo con sus hijos, ahora universitarios.

IMAGEN EN PORTADA: Para el comedor, Teresa y Gonzalo escogieron una mesa con ocho sillas, pensando también en los amigos.



La terraza es bien aprovechada, especialmente en verano y primavera.



En el living, esta familia prefirió sillones de líneas simples y de un material fácil de mantener.



 

Teresa es muy hábil en la cocina, por lo que ese espacio es uno de los puntos más altos del departamento.