El ambiente de un experto

El ambiente de un experto
27-09-2018 Tags:

Uno de los socios de El blog del Decorador volcó sus conocimientos en su propia casa y la transformó en un espacio entretenido, dispuesto con cariño, ingenio y mucha energía.

EN PORTADA

Para el living Aldo diseñó un ambiente acogedor pero a la vez práctico para recibir a sus invitados.


 

Aldo es uno de los creadores, junto a su socio Rodrigo, de El Blog del Decorador, un espacio virtual donde exhiben sus trabajos y demuestran que para tener ambientes bonitos no es necesario disponer de grandes recursos, sino ingenio y, sobre todo, ganas.

Un ejemplo de ese postulado es la casa de Aldo, en la que el joven decorador puso grandes dosis de cariño, buen gusto y mucha energía. Ese hogar, que comparte con su mujer y con Raimundo, su pequeño hijo, se caracteriza por su calidez, alegría y porque cada rincón está creado para ser disfrutado.

Aldo escogió esta casa, ubicada en Maipú, pensando en la cercanía que tendría con sus parientes. Una vez adquirida comenzó a hacer los cambios necesarios para convertirla en el ambiente creativo que requería su familia. Abrió la cocina, cambió las cubiertas de la mesa, modernizó la grifería y la decoró con objetos lindos y mucho color. “Así se convirtió en un lugar más acogedor y más apto para recibir amigos”, cuenta, mientras recuerda cómo echó abajo el muro, puso una iluminación práctica y decorativa y recuperó en tiendas de antigüedades y en el Persa Biobío algunas imágenes que alegran los muros.

El living también sufrió transformaciones que lo hicieron práctico, fácil de mantener y con más personalidad. Pensó que cada elemento debía aportar belleza y también evocar un viaje o el cariño de una amistad. “Me gusta que cada cosa tenga una historia que contar”, dice este profesional, que se esfuerza en que la decoración sea cada vez más asequible.

Aldo decidió abrir la cocina, cambiar los muebles e integrarla al comedor.


 

La terraza se convirtió en un espacio cómodo para disfrutar, especialmente en los días cálidos.


 

El comedor se caracteriza por sus colores alegres y la mezcla de objetos entretenidos.


 

El dormitorio de Aldo destaca por su estilo bohemio y la dedicación que le puso a cada detalle.