¡Jugando se aprende!

¡Jugando se aprende!
09-08-2018 Tags:

Como este es un mundo más consciente de las emociones y sentimientos de los niños, existe en el mercado una oferta de juegos que desarrollan habilidades sicológicas y sociales.

 

Juegos que enriquecen el mundo afectivo de los más pequeños y que los ayudan a vivir en sociedad. Acá, una selección de ellos

Por: Lisette Ávila O.

 

Jaioli Juguetes

“Desde que nacieron mis hijos comencé a entender la importancia de inculcarles el valor del cuidado del planeta, cambiando así hábitos, reciclando, haciendo compost, etc. Creo que si ellos viven desde chicos este tipo de experiencias, de adultos ya tendrán interiorizada la forma de cuidarnos entre nosotros y así aportar al mundo entero”, comparte Olivia Highet, educadora de párvulos y creadora de esta marca de entrención y desarollo.

La profesional quería que sus hijos tuvieran más contacto con materiales vivos, cálidos y que aportaran belleza, en lugar de tener tantos juguetes plásticos, con luces y pilas. Así fue como creó una línea de juguetes de madera, pintados con ceras naturales. “Los juguetes de madera estimulan los sentidos de los niños de manera natural y armónica. Es cosa de sentir lo que nos pasa a los adultos cuando entramos a una casa de campo… El olor de la madera, los muebles. Las construcciones con tales características entregan de inmediato una sensación confortable para el cuerpo y la mente”, explica Olivia. Durabilidad, exploración, imaginación y creatividad al máximo son algunas de las habilidades que los niños desarrollan con la línea creada por la profesional. Los resultados los ha visto Olivia en los talleres de arte en madera que realiza y en los que les enseña a los más pequeños a crear sus propios juguetes. “Estos fomentan principalmente la fantasía e imaginación; además invitan a un juego simbólico, es decir, que surge de manera natural, promoviendo así la adquisición de competencias y habilidades sociales como el trabajo en equipo, la cooperación y empatía. Un niño que se entretiene con un autito de madera puede ir en este a cualquier lado en su imaginación, fantaseando, utilizando su capacidad mental para crear un escenario de juego, fomentando así también el lenguaje expresivo cuando se realiza de forma colectiva”, explica.

La línea desarrollada por la profesional incluye: ‘Las casitas’, un set que se compone de cuatro casas de madera, dos bloques, dos árboles y seis personas de distintos tamaños, colores y formas; ‘La ciudad’, set que cuenta con dos rampas de madera, tres autos, tres personas y dos árboles, y ‘Autitos de colección’, que incluye seis autitos de madera de distintos modelos. “Un juguete bien desarrollado y que estimule los sentidos en forma natural siempre va a ayudar a niños que padezcan de algún trastorno, pues les permite controlar sus ansiedades (al invitarlos a la calma) y fomentar la empatía mediante el juego colectivo”, señala Olivia.

Instagram: @jaiolijuguetes


Ecoplan

Daniela Casanello y Valeria Flores son las creadoras de esta oficina de arquitectura especializada en el diseño de ambientes naturales, recreativos, familiares, educativos e integrados. El objetivo de ambas profesionales es mejorar la calidad de vida de niños, niñas y adolescentes mediante el diseño de entretenimientos al aire libre.

“Creamos juegos especialmente diseñados, acordes a cada espacio y dependiendo de quienes los van a usar. Para ello utilizamos elementos naturales, sustentables y reciclados que incentivan y promueven la creatividad, imaginación y curiosidad en los niños”, describe Daniela. Valeria agrega que “las estructuras de juego son solo una parte del diseño, pues consideramos la totalidad del espacio como área de juego, incluyendo la vegetación, que otorga aspectos sensoriales únicos y otorga oportunidades de juego distintas: subir un árbol, esconderse, coleccionar hojas y semillas, etc”.

Las líneas que diseñan son variadas y dependen de la edad de los niños y las características del espacio donde se instalan. En la elaboración de cada proyecto involucran a los chicos para propiciar que ellos sean los creadores de su propia historia. “En escuelas y colegios desarrollamos espacios de aprendizaje y juegos, donde trabajamos con los niños y profesores desde el comienzo, haciendo talleres para entender sus necesidades en los patios. Nos involucramos en el currículo escolar para que las clases puedan ser desarrolladas al aire libre y facilitar la labor de los profesores. Para ese fin creamos, por ejemplo, jardín de la biodiversidad, el jardín de polinizadores, la sala de clases al aire libre y una variedad de juegos para distintas edades”, cuentan.

Su línea de diseño fomenta principalmente el juego de roles, una modalidad que incentiva la comunicación y cooperación entre los niños en forma lúdica y creativa. “Creemos que es fundamental el diseño de áreas de juego que promuevan las habilidades sociales de los niños, niñas y adolescentes. Creamos espacios que fomentan los juegos grupales y las interacciones sociales en general, y vemos que los niños aprenden a compartir, respetar las ideas de los demás y expresar las propias, además de sentimientos y necesidades”, explica Valeria.

Quienes compran sus diseños son padres interesados en que sus niños jueguen más tiempo al aire libre, escuelas que quieren modificar sus patios de recreo y centros de educación ambiental interesados en incorporar la experiencia de la inmersión en la naturaleza en su línea educativa, entre otros. “Nuestra misión está orientada a resolver uno de los grandes problemas que enfrentan los niños en la actualidad: la pérdida del juego libre y el contacto con el mundo natural, debido a una cultura que fomenta en exceso la comodidad de la pantalla y la seguridad que otorga el sedentarismo. Nosotras creemos que el solo hecho de sacar a los niños a jugar afuera nuevamente puede ayudar a tratar o incluso evitar varios de los trastornos a los que se ven enfrentados hoy en día, como la obesidad, el estrés, la ansiedad y depresión, así como aquellos trastornos relacionados a la atención”, detalla Valeria.

www.ecoplan.cl


MunditoDT

Agresividad, hiperactividad, bullying, dificultades sociales, divorcio, autoestima, duelo y miedos son algunas de las temáticas que abordan los juegos que desarrolla esta editorial, creada inicialmente por la sicóloga clínica Constanza Bordagorry y el productor de eventos Nicolás Barceló. “Son productos que a través del juego crean la instancia de comunicación entre adultos y niños, desarrollan habilidades emocionales y tratan temáticas sicológicas en los niños”, explica Constanza.

A diferencia de otras editoriales especializadas, los juegos que desarrolla MunditoDT están pensados para ser utilizados no solo por profesionales de la salud mental, sino también por adultos al cuidado de niños y otros profesionales que trabajan con ellos (educadores, sicopedagogos, trabajadores sociales, etc.). “En general los juegos abordan el área de habilidades sociales y emocionales como la empatía, el reconocimiento y expresión emocional, el manejo de estrés, la ansiedad, la impulsividad, la agresividad, la comunicación asertiva y la adaptación a cambios familiares”, señala la profesional.

Para desarrollar los juegos el equipo multidisciplinario escoge una temática y luego comienzan un largo y arduo trabajo investigativo que puede tardar alrededor de un año. “Luego, con la información recabada, se trabaja con expertos en el tema y junto al equipo creativo se va dando forma al juego y su información. Entonces se trabaja con dibujantes y diseñadores, los que plasman las herramienta en un formato de juego específico”, describe Constanza. Desde su creación la editorial ha desarrollado más de 30 juegos de imprenta y siete materiales artesanales. En su mayoría son juegos de mesa (cartas, tableros de juego, bingos y ruletas), libros y herramientas de juegos. Algunos de ellos son: ‘Bingo explosivo’, que aborda y trata la agresividad; ‘Bingo antiestrés’, que trata la ansiedad y estrés infantil; ‘Plena-mente’, que desarrolla la conciencia plena, el autocontrol y la relajación; ‘Body up’, un juego de cartas de expresión corporal y movimiento terapéutico, y ‘Ruleta alternativa’, que aborda los problemas de conducta e impulsividad en los niños.

Sobre los resultados que pudieran generar cada uno de los productos en los niños Constanza advierte que: “Nuestros juegos no son la cura a ningún mal, son solo la puerta de entrada. El hecho de que un adulto o un profesional puedan contar con un puente de conexión con un niño ya es un avance significativo. Estos materiales cuentan con instructivos detallados para asesorar a quien lo utiliza y también contamos con un equipo siempre dispuesto a ayudar en caso de consultas que no sean comprendidas en los materiales”, finaliza.

www.munditodt.cl