¡Mil veces Freddie!

¡Mil veces Freddie!
06-12-2018 Tags:

Tres artistas chilenos y un argentino interpretan magistralmente el show que hacía Freddie Mercury. Para ello han estudiado años con el fin de ofrecer una personificación única a los fanáticos de la banda británica.

Estos son Cuatro artistas que han logrado cantar, lucir y moverse en el escenario con la gracia con que lo hacía Freddie Mercury. Es el fruto del trabajo exhaustivo de tres vocalistas de bandas tributo a Queen y del intérprete del musical ‘Mercury, la leyenda’.

Por: Lisette Ávila / Fotos: Jaime Palma y Nicolás Abalo

 

Pablo Padín (en portada)

Hace 20 años que este argentino de Rosario interpreta las canciones de Freddie Mercury junto a su banda, ‘Dios Salve a la Reina’, con la que ha viajado por el mundo reviviendo la magia de Queen. Sus primeros shows en el extranjero fueron justamente en el Reino Unido, donde no solo recibieron el cariño ‘mágico’ del público, sino que también tuvieron la posibilidad de conocer el vestuario original de Freddie y de la banda. “Eso nos permitió sacarle miles de fotos detalladas, tocar las texturas y generar copias muy parecidas con una modista”, comparte Pablo, y agrega que “además, hemos tocado en muchos festivales en Reino Unido, donde pudimos conocer a Brian May, quien nos alentó a seguir cuando estábamos dando nuestros primeros pasos”. A raíz de la exitosa película ‘Bohemian Rhapsody’, la banda argentina fue la seleccionada para promocionar oficialmente el filme en el mundo. El show que presentarán en Chile hasta el 16 de diciembre está basado en el espectáculo que ofreció la emblemática banda británica en Wembley. “Agregaremos también algunas joyitas solo para los fanáticos y otros temas que siempre pensamos que faltaron en ese concierto”, adelanta Pablo.

La adquisición de entradas a sus espectáculos puede hacerse a través de Eventrid en www.eventrid.cl/eventos


Gabriel Cañas

Cuando al actor Gabriel Cañas le ofrecieron interpretar a Freddie para el musical ‘Mercury, la leyenda’, solo pensó una cosa: “‘Tengo que hacerlo sí o sí’. Algo dentro de mí sabía que era una muy buena oportunidad porque era cantar como en mis sueños. Yo sabía que tenía un registro parecido al de Mercury, pero obviamente no tenía la genialidad de él, y para lograrlo debía desarrollar muchísimas cosas”, cuenta el artista. Para acercarse al nivel de Freddie, Gabriel estuvo dos años preparándose para el rol. “Me obsesioné desde el primer segundo en que me lo dieron. Ese día me fui cantando a la casa y desde ahí no paré de ensayar y practicar”, cuenta.

En su proceso creativo se dedicó todo el primer año a escuchar y entender la voz y los sonidos del cantante. Comprender por qué cantaba como cantaba y qué estados emocionales se podían identificar. En el segundo año vio todas las entrevistas, se leyó todas las biografías, tomó clases de piano y comenzó a ensayar con la banda. Y en la tercera etapa y final se dedicó a ensayar con el resto de los actores. “También tuve que hacer una dieta especial y entrenar para tener la fisonomía similar e ir desarrollando la resistencia que requería estar tres meses haciendo funciones, más una gira entremedio, y no quedarme sin voz. Freddie Mercury hacía un concierto y descansaba dos días, esa era su regla. Yo estaba haciendo cinco conciertos a la semana –en los momentos más álgidos–, así es que tuve que aprender a resistir ese ritmo. Terminé muy enfermo y pesando 58 kilos, pero de eso aprendí y ahora estamos muchos más organizados”.

Mientras más interpreta a Freddie –revela Gabriel– los sentimientos hacia él van variando. “Me he enamorado absolutamente de él y he llegado a pensar que es un semidiós. Luego lo he odiado porque ha sido someterme a un rigor de vida muy heavy. Pero el sentimiento que perdura siempre es de amor y admiración profunda. Hoy me dicen que me parezco a él, cuando nunca antes me lo habían dicho… Esa es la osmosis que uno sufre como actor”, comparte.


Mauricio Torres

La primera vez que escuchó una canción de Freddie Mercury fue a fines de los 80, en un comercial de Shell (‘I want to break free’). Fue tal el impacto de esa canción en Mauricio que comenzó a escuchar a Queen hasta hacerse fan. “Recuerdo que un tiempo rayé con temas como ‘Killer Queen’ y ‘Bohemian Rhapsody’… Las cantaba todo el día en mi habitación”, cuenta.

Luego de empaparse de la historia de la banda y estando en primero medio del Colegio Salesiano de Concepción (1991), Mauricio decidió armar el grupo musical Innuendo (www.innuendo.cl), banda tributo a Queen que lleva 26 años recorriendo Chile desde Arica hasta Punta Arenas. “Intentamos recrear de la forma más fiel posible las presentaciones de Queen. Cuidamos nuestro vestuario y los accesorios para la personificación, nos preocupamos del maquillaje y de los instrumentos, y recreamos con humo cómo eran los shows de los 70 y 80. En nuestras presentaciones recorremos los grandes éxitos del grupo y en ocasiones también incluimos canciones que solo los verdaderos fans reconocen”, cuenta el artista.

Mauricio no solo tiene varios trajes emblemáticos de Freddie: una placa dental lo hace aun más parecido al artista. “En nuestros shows basta que comiencen a sonar los primeros acordes para llenarme de energía. Y esa energía también es entregada por el público. Cuando estoy en el escenario no existe ni cansancio ni vergüenza. En cada presentación me entrego totalmente, no guardo nada”, comparte.


Jorge Jiménez

Admirador de Queen desde pequeño, Jorge y su hermano crearon en 2015 la banda tributo Band of Magic, con la que han recorrido todo el país tocando los clásicos de la agrupación británica. Para sonar tal como ellos querían, su profesionalización ha sido absoluta, desde audiciones para encontrar a los músicos idóneos hasta estudios de canto para alcanzar los tonos característicos de Queen. “He estudiado canto desde el colegio, luego en la universidad, cuando estudié ingeniería en sonido, y después con diversos profesores e instancias particulares. En todas estas ha surgido la necesidad de trabajar el estilo de canto de Freddie Mercury de manera global. Además, estoy estudiando piano porque estoy haciendo un show en formato solista en el que interpreto canciones de Queen y de Freddie. Es un espectáculo más íntimo que ha funcionado muy bien”, cuenta Jorge.

El show que presenta Band of Magic incluye la personificación de cada músico, material audiovisual y sonoro que complementa el espectáculo en términos sensoriales. Además, interpretan canciones de toda la discografía de Queen, desde el primer LP de 1973 hasta el último disco póstumo de 1995, el emotivo ‘Made in Heaven’. “Al empezar cada show, las miradas, expectativas y prejuicios del público están puestos en quién va a interpretar a Freddie Mercury, porque causa mucha expectación y hasta morbo de cómo será el cantante, si se parecerá o no, si cantará similar y si interpretará bien las canciones. El vértigo y ansiedad que siento antes de salir a escena es muy grande, pero una vez que estoy arriba me transformo en Freddie Mercury, así de simple. Y no me queda otra, porque es demasiada responsabilidad y me tengo que lanzar con todo a escena y con tremenda confianza en mi arte”, comparte Jorge.