¡Salud en una botella!

¡Salud en una botella!
16-04-2019 Tags:

Gourmet

La agrónoma y catadora Alicia Moya entrega consejos para escoger y aprovechar el aceite de oliva, el gran ingrediente gastronómico cada vez más presente en las mesas chilenas.

 

Hace pocos años el consumo de aceite de oliva era considerado un lujo que pocos podían permitirse. En la actualidad, en cambio, este se ha masificado tanto que la producción nacional aumentó en un 33% en los últimos cinco años y, por lo tanto, han aparecido nuevas marcas para satisfacer tanto al cliente no informado como al exigente gourmet.

La gran oferta de este aceite ha hecho que los consumidores chilenos tengan muchas más opciones, pero también que se vean confundidos ante tantas botellas en los anaqueles de los supermercados. Justamente para orientarlos, la experta y catadora Alicia Moya creó el blog Frutado Oliva y desde allí enseña sobre beneficios 30 de su consumo, aconseja cómo mantener sus propiedades el máximo de tiempo posible y sugiere formas de aprovecharlo.

Fecha de envasado: la especialista explica que la fecha de cosecha de las aceitunas es siempre entre los meses mayo y junio, se elabora lo más pronto posible y se guarda para todo el año en contenedores de acero inoxidable en condiciones óptimas. “Una vez que se envasa, sale de ese ambiente protegido, por lo que es recomendable comprar un aceite con fecha de envasado lo más cercana posible”, agrega.

Botella oscura: “La luz es uno de los grandes enemigos del aceite de oliva, ya que lo deteriora”, dice la catadora, jurado estable en el Concurso de Aceite de Oliva en Nueva York. Por lo mismo, es aconsejable preferir uno envasado en botella oscura. “Si se quiere comprar uno que venga en botella transparente, una buena sugerencia es escoger uno que esté al fondo del anaquel. Es decir, una unidad que no haya estado expuesta a demasiada luz”.

Mantención: una vez comprada, hay que mantener la botella de aceite de oliva en las mejores condiciones posibles. Óptimo es que permanezca bien cerrada, ya que el oxígeno es otro factor que deteriora el producto, y con escasa luz. “Hay que evitar esos aceites que permanecen horas en las mesas de terrazas a todo sol y abiertos”, aconseja. Alicia Moya también sugiere conservar el producto en su botella original. “Si se quiere ponerlo en una alcuza, hay que limpiarla muy bien. Nunca vaciarlo con restos del aceite anterior, ya que puede estar rancio. Un aceite deteriorado ya no se puede arreglar”, advierte.

Aceites saborizados: en ferias artesanales suelen venderse aceites de oliva saborizados con hierbas y especias. “Muchas veces son productos que están deteriorados a los cuales se les agregan esos ingredientes para tapar el defecto. Por lo mismo, es mucho mejor saborizarlos en casa”.

Olor: un buen aceite de oliva, dice Alicia Moya, huele a hierbas, flores y pasto recién cortado. Si tiene un aroma al fruto, en cambio, es que está deteriorado.

Preparaciones: Alicia Moya propone experimentar con este beneficioso aceite y no solo reservarlo para las ensaladas. Se puede probar en todo tipo de platos e incluso agregar un chorrito al pomelo rosado, ya que ese cítrico armoniza muy bien con el amargor. Advierte que es también un excelente aceite para cocinar. “El punto de humo es la temperatura a la cual un aceite comestible comienza a descomponerse. Específicamente el aceite de oliva extravirgen puede alcanzar temperaturas de 180 ºC a 190 ºC sin humear, lo que es suficiente para cocinar, saltear, asar o freír cualquier tipo de alimento y aprovechar las propiedades”.


Beneficios

El aceite de oliva tiene propiedades anticancerígenas, específicamente contra el de cáncer de mama:

El extravirgen es una buena fuente de vitaminas A, D ,E, K y de carotenoides y compuestos fenólicos, que al entrar en contacto con el organismo ayudan a desintoxicar órganos y mejoran los procesos digestivos, específicamente del estómago y páncreas.?

El oleocantal es un compuesto que está presente en el aceite de oliva extravirgen y es el responsable de la sensación de picor en la garganta cuando se le disfruta. Es un antiinflamatorio natural que posee características similares al del ibuprofeno. Entre más amargor y picor tenga un aceite de oliva extravirgen, mayor será su concentración de oleocantal.

Es un efectivo hidratante natural. Al usarlo como una loción crea una capa lipídica impermeable que permite mantener la hidratación de la piel y combatir la sequedad en zonas como codos y pies. Además, por la cantidad de antioxidantes y polifenoles, tiene la capacidad de reparar los tejidos dañados de la piel. Es muy recomendable para curar heridas y atenuar marcas o cicatrices