Test: ¿Cómo duermes con tu pareja?

Test: ¿Cómo duermes con tu pareja?
08-11-2018

Mientras dormimos el lenguaje corporal habla por nosotros. La relación de dos personas es diferente si duermes de frente a si lo haces de espaldas.

Muchos lo hacen espalda con espalda, en cucharita o cada cual en su propia orilla. Una vez que dos personas se acuestan en la misma cama y se aprontan a dormir, el inconsciente les hace adoptar una posición que habla mucho de cuánto se quieren y de cómo se llevan.


 

Cucharita

Uno envuelve al otro, transmitiéndole cercanía y seguridad al mismo tiempo. Esta posición representa un cierto grado de vulnerabilidad del abrazado, pero también una certeza de confianza entre ambos. Abrazar significa adoptar el papel de protector. En general, esta postura indica que la pareja mantiene una relación feliz y una vida sexual satisfactoria.


Cucharita separada

En esta posición los miembros de la pareja se mantienen separados unos centímetros. Indica un “estoy detrás de ti y puedes contar conmigo”, pero una cucharita típica en quienes ya se ha disipado la novedad de compartir cama. Es señal de cariño e intimidad, si bien con menor connotación sexual que la postura anterior. Existe un deseo de permanecer conectados, pero también un querer algo de distancia.


Luna de miel

Duermen cara a cara, abrazados, y en esta postura los dos mantienen en contacto la totalidad o una gran parte de sus cuerpos: pies, piernas, rodillas y torso. Es menos común que la cucharita, porque revela una gran intensidad emocional, que suele darse más bien al principio de la relación o después de haber tenido sexo. Representa una manera inconsciente de ambos de prolongar el contacto físico, como si nunca llegaran a saciar por completo su deseo de estar con el otro.


Cama escudo

Uno de los dos duerme boca abajo, lo que implica un deseo de protegerse, y eso puede indicar ansiedad, vulnerabilidad o falta de confianza sexual. A menos, claro, que se deba a problemas de nuca o espalda…


Abrazados

Uno apoya la cabeza en el pecho del otro, y si tu cara está hacia el exterior eso demuestra seguridad en sí mismo; pero si está hacia tu pareja podría señalar dependencia. El que duerme boca arriba con la cabeza del otro en los brazos, la persona está diciendo: “Tengo el poder y lo uso para protegerte”.

Si uno está más arriba hay un dominio sobre el que está más abajo. Si están al mismo nivel indica sintonía entre los dos.


Cada uno por su lado

Los dos son muy independientes y quieren mayor distancia. Pero si ellos son muy de piel y siempre les ha gustado establecer contacto físico al dormir y de pronto se alejan hacia las orillas, puede significar que algo no está funcionando bien.


De espaldas, tocándose

Esta posición muestra que la pareja tiene confianza el uno en el otro y que ambos requieren su propio espacio. Muchos prefieren dormir así, mirando hacia afuera, para evitar el aliento del otro y respirar mejor. O para evitar sus ronquidos… Pero nada alarmante: la pareja se quiere.