«¡Ven y baila como quieras!»

«¡Ven y baila como quieras!»
31-01-2019 Tags:

La instancia, además, promueve el autoconocimiento, el relajo y la empatía kinestésica.

Ese es el lema de la clase práctica que desarrolla el colectivo Gamera y que invita a todos a bailar de forma libre, particular y sin estructuras preconcebidas. 

Por: Lisette Ávila O. / Fotos: Alejandra González

 

   En una sala de Santiago adaptada para bailar, un Dj espera la llegada del público que va a disfrutar de una nueva sesión de Baila Como Quieras, una práctica que lleva realizando desde hace algún tiempo el colectivo de arte inmersivo Gamera, y que incentiva la práctica del baile libre para personas de todas las edades, géneros y nacionalidades.

   Para participar en esta clase no es necesario saber bailar ni menos conocer los pasos de cada uno de los ritmos que allí se escuchan. Solo basta con tener las ganas de disfrutar de la música y dejarse llevar. “La práctica invita a compartir un espacio de música y baile en torno al goce del cuerpo en movimiento. El nombre de la consigna es clara: ‘Ven y baila como quieras’. Aquí no se viene a carretear ni a jotear, se viene a bailar”, explica Macarena Gutiérrez, una de las creadoras de este proyecto junto a Victoria de la Parra.

   La iniciativa, cuenta Macarena, surgió en 2016 a partir de un laboratorio de composición instantánea dirigido por Victoria de la Parra. “En él se trabajó una estructura de improvisación basada en los principios de danza-movimiento-terapia. Luego a Victoria se le ocurrió ampliar la práctica y retomar una instancia de baile similar que dirigía Andrea Moro y que se llamaba ‘¡A bailar!’, pero profundizando en los principios del laboratorio y del colectivo, que buscan justamente integrar al público en los procesos creativos y ahondar en el diálogo del espacio y ambiente con el cuerpo”, explica.

La práctica consiste en dos horas de baile libre guiada por un Dj invitado. A los participantes se les pide bailar sin zapatos, sin hablar y con los ojos vendados. La música es diversa y generalmente transita entre lo tropical, latino y electrónico. “Hay harto disco, afro, funk y house. La línea curatorial es dirigida por nuestro Dj de cabecilla, Dj Maxicat, con quien hemos ido creando una estructura sonora que busca profundizar en la experiencia del cuerpo, basándonos en principios corporales y musicales”, cuenta Macarena.

¿Qué beneficios proporciona este baile?

Cuerpos libres y mentes abiertas. Lo bacán del baile libre es que el movimiento es propio y no hay que seguir una estructura preconcebida. Eso permite que las personas se sientan confiadas de moverse como quieran y puedan, experimentando sin tener que cumplir con ciertas condiciones motrices que exigen algunos estilos de baile o de parámetros culturales que norman el cuerpo según estereotipos de género u otros estigmas sociales. El beneficio, por ende, es integral. Por un lado es bueno para la salud porque bailar es una actividad física muy completa y, por otro, es una herramienta de autoconocimiento y amor propio. Las personas van porque les gusta y quieren moverse en un espacio protegido en el que nadie las moleste, así como también les es posible darse la oportunidad de investigar en movimientos que normalmente no hacen. Eso, además de ser bueno para la persona, también lo es para la comunidad, porque la libertad de goce solo es posible si nos respetamos y nos cuidamos. A eso nosotras le llamamos ‘empatía kinestésica’, y es uno de los valores que queremos promover con esta experiencia de baile.

¿Cómo el espacio y el grupo influyen en nuestros movimientos?

Creemos que el cuerpo es una herramienta revolucionaria, porque como el espacio y grupo influyen en nuestros movimientos, los movimientos también influyen en los espacios y grupos. Por eso promovemos el baile como un medio de liberación y catarsis, a través del cual desarrollamos empatía y autoconocimiento como herramientas de transformación social. Los diversos ritmos nos permiten investigar en nuevas maneras de movernos y, por lo tanto, salir de nuestra zona de confort y ampliar nuestros patrones de conducta, creando nuevas maneras de relacionarnos los unos con los otros, permitiendo una transformación social.

¿Cuál es la disposición de la gente que va por primera vez?

Llega más bien tímida y se va soltando de a poco. El diseño de la música justamente está pensado en función a eso, del calentamiento al clímax catártico, luego al reconocimiento y la elongación. Si se hace el viaje completo, la disposición corporal final tiende a ser más holgada, suave y relajada. Es una muy buena actividad after office.

¿En qué otros países se realiza la práctica?

Actualmente lo hacemos en Santiago y también en Berlín (Alemania). Queremos en 2019 ir a regiones y también proyectamos activarlo en Lima (Perú) y Río de Janeiro (Brasil). La idea es transferir la práctica a diferentes comunidades, por lo que estamos gestionando la posibilidad de ir a hacer residencias a diferentes localidades, tomar contacto con algunos agentes de la zona y dejar el proyecto activo. Por otro lado, este año iniciamos la línea educativa, realizando Baila Como Quieras en colegios. Es importante potenciar la educación somática desde chicos y más en adolescentes, que están en pleno descubrimiento. De esta manera, además de fomentar la conexión corporal, también podemos profundizar en la siguiente reflexión sobre la fiesta: ¿Es necesario tanto consumo para poder disfrutarla?


Dónde:

La temporada de Baila Como Quieras comienza en marzo y se desarrollará gratuitamente en el Centro Cultural de España. Además, Gamera realiza otras instancias de baile en espacios culturales alternativos que son previamente difundidos a través de sus redes sociales: @colectivo.gamera y en el grupo de Facebook Baila Como Quieras. Tienen un precio de $2.000.