Viveros de Santiago

Viveros de Santiago
16-04-2019 Tags:

Recorrido por Santiago

Son pulmones verdes de la ciudad y visitarlos nos hace olvidar que vivimos entre tanto cemento. Una ruta para los amantes de jardinería que vale la pena recorrer.

 

Jardín California

Dónde: Holanda 2660, Providencia.

Hace ochenta años que Marcial Farías heredó de su padre este clásico vivero de Providencia. Ubicado en la esquina de las calles Holanda y El Aguilucho, este pulmón capitalino vende plantas ornamentales, rosas, ligustrinas, bambú, laurentina, cardenales, crisantemos y diferentes tipos de jazmines. Ahora que los huertos urbanos de departamentos son tendencia, una de las cuidadoras del vivero cuenta que “las que más se venden son plantas medicinales como matico, ajenjo y melisa, y plantas de condimento como ciboulette, albaca, menta, comillo y orégano”. 

Vivero Las Camelias

Dónde: Antupirén 9281, Peñalolén.

A pocos metros de la entrada a la Comunidad Ecológica de Peñalolén se encuentra este vivero, que comenzó hace 26 años el matrimonio compuesto por Pabla Rivera y Ramón Guerra. Pabla cuenta que en esos primeros años tuvieron la ayuda de unos primos gemelos, quienes cooperaron para levantar lo que es hoy este jardín. Las plantaciones las tienen en un terreno en Pirque, de donde traen camelias, azaleas, alegrías del hogar, petunias, lavandas y otras especies. Sin embargo, la especialidad de este local son los árboles frutales, que es posible ver repartidos por todo el sector: limones, naranjos, membrillos, duraznos, damascos, olivos y nísperos son algunos de los que más venden, además de los cercos vivos de ligustrina y laurentina. “Algo que nos diferencia de otros viveros es que nosotros vendemos semillas orgánicas, al igual que la tierra”, dice entusiasta. 

Linderos, criadero de árboles frutales y ornamentales

Dónde: Independencia 327.

En pleno barrio Independencia, cerca de las tiendas de telas, está este vivero, que lleva 60 años en el mismo lugar. Un área verde del centro de Santiago que se ha transformado en la picada segura para comprar naranjos, duraznos, damascos, ciruelos e higueras a buen precio. Carmen es la persona que abre el vivero desde hace 26 años y con amabilidad nos dice que ojalá nunca dejaran de existir lugares así en la ciudad. 

Jardín Cordillera

Dónde: Camino la Posada 11900, Las Condes.

Hace 35 años que Luis Estay, jardinero del sector de San Damián, comenzó con este vivero, que cultivó a sol y a sombra. En un comienzo todas las especies eran plantadas en el terreno de una hectárea que le fue obsequiado, hasta que el negocio creció y Luis decidió comprar un sitio en Hijuelas, que hoy surte al de Santiago con más de 300 especies de plantas. Quienes atienden el negocio son conocedores de él y señalan que Jardín Cordillera es conocido por sus árboles nativos como el peumo y el quillay y las plantas de interior como el ficus, manto de Eva, gomero, entre muchas otras. En el lugar también ofrecen asesorías, servicios de poda, mantención de jardines, riego y construcción y diseño. 

Jardín Los Leones

Dónde: Hernando de Magallanes 272, Las Condes.

Este vivero nació en calle Los Leones y sus dueños eran Carmen Silva y Manuel Galindo. Luego de estar un tiempo en ese terreno, la pareja se cambió 14 veces hasta encontrar la ubicación definitiva del jardín. Hoy el negocio lo administra el hijo del matrimonio, José Manuel Galindo, quien con orgullo cuenta que su padre estuvo toda la vida metido en el campo y que era amante de la naturaleza y muy autodidacta. “Yo soy la copia del viejo”, dice con melancolía el actual dueño, que vive además en el terreno.

Mientras nos lleva a recorrer la zona de la plantación, José nos dice que “lo más bonito es hacer las plantas, criarlas y verlas crecer”. En el lugar tiene más de 60 especies: flores como petunias, salvias, fucsias, porcelanas; arbustos como lavanda, verónica, laureles de flor, pitósporo, y árboles como tuliperos y liquidámbar. Conocedor del tema, José cuenta que la gente ya no compra ni jazmín ni camelias y que se han dejado de plantar bauhinia y patas de vaca. 

Viveros Los Boldos

Dónde: Francisco Bulnes Correa 699, Las Condes.

Cerca de los terrenos del monasterio Benedictino, que es un oasis en la ciudad, se encuentra este jardín que vende más de 200 variedades de plantas ornamentales, tanto nativas como introducidas. El dueño comenzó a cultivar –a modo de hobby– especies en un terreno que tenía en la Región de Los Ríos, y el negocio creció tanto que hoy es uno de los viveros más conocidos de Panguipulli. De ese terreno son las especies que se venden en la sucursal de Santiago, que se caracteriza por tener boj, azaleas, camelias, orejas de elefantes y pata de canguro, entre otras.