Espacios de contacto

Espacios de contacto
14-03-2019 Tags:

Además de un lugar para trabajar, aquí los emprendedores reciben las herramientas para potenciar sus negocios.

Si bien llevan varios años en Chile, hace poco se diversificaron y ahora los hay desde centros especializados en belleza hasta un piso completo orientado a mujeres empresarias.

 

Imagina un lugar a donde llegan los emprendedores y pueden usar las instalaciones, oficinas, salas de reuniones, impresoras, wifi, baños y cafetería. Y donde, además, reciben asesorías, formación en gestión empresarial, talleres y se los ayuda a crear redes de contacto con otros microempresarios. Eso es lo que pasa en las oficinas de cowork, o espacios de trabajo colaborativo, que destacan por fomentar la colaboración y la innovación entre sus miembros.

Por una cuota mensual puedes ir y utilizar sus espacios el tiempo que desees, así como optar por sus asesorías. Todo depende del lugar y plan escogidos. Sin embargo, en todos los coworks el objetivo es formar una comunidad que se ayude mutuamente. Es por esto que sus espacios son abiertos y cuentan con actividades para generar lugares de distensión y conversación entre emprendedores de diferentes rubros. La idea es que se conozcan, conversen sobre sus proyectos y compartan conocimientos. La primera se instaló en 2005 en San Francisco, Estados Unidos, y rápidamente se fueron expandiendo por el mundo, llegando a nuestro país en 2011. Desde entonces que van en alza. De hecho, se estima que en Santiago hay más de 15 y se espera que se instalen varias más este 2019. Es por esto que, entre tanta oferta, una estrategia de diferenciación es fundamental. Hay unas que se caracterizan por ser amigables con el medioambiente, otras destinadas únicamente a mujeres, también las hay para empresarios del rubro culinario, para especialistas en cosmetología e incluso hay una donde aceptan mascotas.

WEWORK (en portada)

Con 300 mil miembros en más de 212 edificios de 75 ciudades alrededor del mundo, instaló hace unos meses su primera oficina en Santiago y hace poco la segunda, totalmente dog friendly, es decir, que puedes ir con tu perro siempre y cuando cumpla con ciertos requisitos de convivencia. Puede estar en las oficinas privadas y en los espacios comunes, solo si está con sus dueños. La idea de aceptarlos en este espacio es disminuir el estrés en el trabajo y mejorar el ambiente laboral.

Apta para todo tipo de emprendimientos o negocios, WeWork ofrece membresías para fomentar la innovación, el crecimiento y el desarrollo de los negocios de sus participantes. La más básica va desde $175.000. También realiza actividades de crecimiento personal y profesional, y los lunes se celebra el ‘Thank God It’s Monday’ para empezar bien la semana y conocer a los demás miembros. Otra forma de conectarlos es a través de la aplicación ‘We’, una mezcla entre LinkedIn y Facebook, donde los emprendedores pueden explorar la base de datos global de miembros de WeWork y postear o enviar mensajes a aquellos que les interesan. Un caso muy famoso es el de una persona en Buenos Aires que escribió que quería exportar vinos y en menos de dos meses estaba haciendo negocios con personas en Londres y Nueva York.

En Av. Apoquindo 5950 y Mariano Sánchez Fontecilla 310 (dog-friendly), Las Condes


FUNDADORAS

En Cowork Latam, Av. Apoquindo 2930, piso 2, Las Condes. www.fundadoras.org

Reúne a emprendedoras y empresarias de Chile y Argentina. Más que un cowork –que lo es–, es una escuela de negocios exclusiva para mujeres, una iniciativa única en Latinoamérica que se hace cargo del soporte integral que se necesita al crear y hacer crecer un negocio. “Gran parte del éxito en una empresa es la actitud con la que se enfrentan retos y desafíos, pero también la red de apoyo con la que se cuenta. El vínculo con otros es clave para desarrollar y hacer crecer un negocio”, explica Lorena Gallardo, creadora de Fundadoras.

El foco está en generar una comunidad de éxito, “de personas ambiciosas con herramientas sólidas y prácticas, a quienes les ofrecemos una escuela que acompaña a cada alumna en su desarrollo personal y crecimiento económico. Tiene distintos programas, talleres y workshops, con distintos tiempos de duración, precios y objetivos. Uno de ellos es la membresía a la comunidad, que por $250.000 incluye actividades de negocios, con cinco exclusivos eventos mensuales y hasta tres mentorías con su red de mentores, y actividades recreativas, como trekking, cenas y after office. También tiene dos programas de formación según la etapa de desarrollo de las empresas.


BAR BEAUTÉ

En Av. Eliodoro Yáñez 2972, of. 508, Providencia

Es el primer espacio en Chile donde las emprendedoras del rubro de la cosmética y estética pueden ir y ofrecer sus servicios, sin la necesidad de tener un contrato que las obligue a estar ahí todo el día. Solo van las horas que lo necesitan, previamente agendadas en una aplicación, y luego pagan un porcentaje del servicio hecho a Bar Beauté, que va de un 30% a un 40%.

Renatta Torres es la dueña de este espacio, que con tan solo 22 años quiere que sea un polo donde puedan nacer, converger y potenciarse emprendedores cuya orientación sea el mundo estético. Cumple con las funciones exactas de lo que es un cowork, es decir, ofrecer un espacio abierto a diferentes gestores que quieran trabajar de manera independiente, con instalaciones y materiales adecuados para su trabajo, como guantes, algodón, quitaesmalte, etc. “Queremos entregar un lugar que abraza las oportunidades en negocios análogos, desarrollado con las manos, de cuidado y fineza, donde sus gestores puedan desarrollar sus habilidades y cerrar importantes alianzas de negocio”, explica Renatta, quien recibe a mujeres que se dedican al esmaltado de uñas, desarrollo de tinturas y micropigmentación estética, entre otros. También asesora a quienes quieren crear su propia marca de cosméticos, certificada por el ISP, y a potenciar redes sociales.