Sin sulfatos y sin parabenos

Sin sulfatos y sin parabenos
02-04-2019 Tags: ,

El sulfato de sodio es el enemigo número uno de los pelos teñidos, porque no solo arrastra suciedad, sino también los pigmentos.

Ambos son químicos que se utilizan con frecuencia en la industria cosmética y en productos de limpieza personal, como los champús y derivados. No es que nos maten, pero sin ellos el pelo es menos agredido.

 

No tenemos la costumbre arraigada de analizar bien con qué producto lavamos nuestro pelo, pero en los últimos años ha habido dos frases que se leen bien en las etiquetas de champús y acondicionadores: ‘sin sulfatos’ y ‘sin parabenos’.

El sulfato es una sustancia que limpia en profundidad y hace espuma, pero que reseca mucho el pelo y el cuero cabelludo, porque remueve sus aceites naturales.

Los parabenos, en tanto, son utilizados como conservantes para que el producto no pierda efectividad.

Desafortunadamente, este último ingrediente puede tener efectos en el organismo y ser causa de patologías médicas.


1. Champú L’Oréal Professionnel, $18.500 / 2. Champú en seco Batiste, $10.700 / 3. Champú Lush, $21.500 / 4. BB Cream Mossy, $6.999 / 5. Champú Fructis, de Garnier, $2.190 / 6. Acondicionador Petrizzio, $3.990 / 7. Champú Pantene, $3.450 / 8. Champú The Body Shop, $7.990 / 9. Acondicionador Ésika, $8.990