¡Bisutería protagonista!

¡Bisutería protagonista!
07-03-2019 Tags:

Estilo

Ningún accesorio pasa inadvertido, porque todos tienen una intención. Se llevan en tamaño XL, con materiales en bruto, siguiendo una estudiada geometría y también una sorprendente asimetría. ¡Nos encantan!

 

   Como en todo lo que respecta a outfits, la bisutería también sigue tendencias. Ya las vimos en el otoño-invierno del hemisferio norte y ahora, cuando ya estamos rozando nuestra propia estación de las hojas, es momento de prestarles atención. Joyas de todos los diseños y materiales vienen con absoluto protagonismo, como lo dice Andrés Fernández, productor de moda: “Estarán las clásicas criollas, o argollas XL, que pueden ser metálicas doradas o plateadas, y también las reinventadas con materiales como plumas o flecos”.

Es decir, nada que pase inadvertido. También llegan con fuerza:

• Los maxicollares: con eslabones grandes, mucho brillo y exuberancia. La idea es realzar el cuello y la ropa de invierno.

• Aros asimétricos: ¿eres tan distraída que puedes perfectamente ponerte aros distintos en cada oreja? Pues esta es su oportunidad de sacarle provecho a tu dispersión. “Se trata de usar un aro grande en un lado y otro más pequeño en el otro. O llevar uno alargado y otro apegado a la oreja”, explica Fernández.

• Geometría: abundarán los conjuntos geométricos de formas sencillas pero poderosas, inspiradas en general en la arquitectura. Hay curvas limpias, materiales en bruto y metales cepillados. “Así como la geometría, vienen también el minimalismo y los colores fuertes. La idea es ocupar estos últimos de forma monocromo, es decir, todo un look de un solo color, o poner accesorios con mucho color sobre un conjunto en tono nude o beige”, agrega el productor.

• Flecos: estos y los pompones entregarán un toque colorido y original al look invernal, y pueden utilizarse en aros, collares o pulseras.

• Collares peto: nos recuerdan la antigua Roma y se llevan directamente en la piel como adorno en la ropa. Los de tendencia son exuberantes y llamativos.

• Perlas: a muchas mujeres les encantará su encanto vintage y las usarán como tal. Otras las actualizarán combinándolas con ropa más informal, incluso deportiva.

• Collares superpuestos: “De distintos estilos, materiales y largos es la tendencia –dice Andrés Fernández–. Por ejemplo, mezclar cadenas con un collar de perlas y distintos colgantes y piedras de colores es muy cool. Si se logra un aire boho, aun mejor”.

• Inspiración étnica: las perlas en bruto y las plumas de colores tornasolados se combinan con colgantes inspirados en una naturaleza salvaje. A su vez, las cadenas doradas se adornan con pompones incas o piedras minerales.