Caries en los niños

Caries en los niños
14-03-2019 Tags:

Ilustración: Consuelo Astorga T.

Un correcto cepillado dental y la visita periódica al dentista desde el año de vida son fundamentales para evitar la aparición de esta patología sufrida por más del 60% de los niños de 12 años en Chile.

 

Según estadísticas del Ministerio de Salud, un 17% de niños de 2 años presenta caries, cifra que se eleva a un 42,2% a los 4 años y al 62,5% a los 12, edad en que ya tienen dentición definitiva completa. Otra patología muy recurrente en el país es la gingivitis, que corresponde a la inflamación de las encías asociada generalmente a una mala higiene. A los 2 años, un 32,6% de los niños la presenta y un porcentaje cercano al 67% a los 12 años.

El cirujano maxilofacial Cristián Venables, de Clínica Oral y Facial, explica que en niños y adolescentes es donde se expresan más estas enfermedades orales, principalmente debido a los cambios hormonales y también por el descuido en la higiene bucal. También contribuyen a esa recurrencia la alta ingesta de hidratos de carbono y grasas, muy común en esa etapa de la vida.

En general, aclara el profesional, los jóvenes empiezan a preocuparse de su salud dental cuando superan la veintena y lo hacen por presentar molestias como dolor de dientes. “Lo que proponemos hoy es la prevención ante todo. Esta comienza desde muy pequeños, por lo que los padres cumplen un papel fundamental. Ellos los deben apoyar con hábitos como el correcto cepillado”, plantea el profesional, a la vez que resalta que es importante procurar que los niños se laven los dientes especialmente antes de dormir y que mantengan una dieta balanceada.

Consejos de salud dental

● Acudir al dentista desde el año de vida y hacerlo a lo menos anualmente. “La prevención es exitosa si se controlan con un profesional desde pequeños”, sostiene el profesional.

● Respecto del uso de enjuague bucal, es preferible que este sea recomendado por el odontólogo, ya que dependerá del tipo de enfermedad que se presente. “En el caso de los niños es preferible que lo usen desde el momento en que controlen la deglución, ya que de esta manera no se lo tragarán. Esto puede ser en torno a los 4 o 5 años”.

● Sellar los dientes. Este procedimiento tapa las fisuras donde se acumulan más restos de alimentos y, por ende, las bacterias. “No es una solución definitiva, pero es adecuado cuando se trata de niños a los que les cuesta cepillarse los dientes debido a que no tienen destreza por su motricidad fina”.

● Recordar que el cepillado considera la limpieza de la lengua, así como de las mejillas.

● En los bebés se debe remover la leche de los dientes, porque es extremadamente ácida y hace generan un ambiente propicio para las bacterias.

● Aunque jamás va a remplazar el cepillado, en ciertas ocasiones en las que nos es imposible lavarse los dientes, la ingesta de chicle sin azúcar puede ser la alternativa, pero solo de emergencia.