Deporte AM

Deporte AM
28-06-2016

Dicen que solo 30 minutos de ejercicios al día bastan para sentirnos con energía. El problema es que muchas veces no tenemos ni siquiera ese tiempo para armar una rutina que nos ayude a sentirnos con más ánimo. La solución es, según Cristóbal del Río, gerente de Smart Fit (Nueva Las Condes), ejercitarnos antes de comenzar la jornada laboral. 

Activa el metabolismo

El metabolismo es un conjunto de procesos físicos y químicos que ocurren en las células de nuestro cuerpo y que convierten los nutrientes de los alimentos en la energía necesaria para que el cuerpo cumpla con todas sus funciones vitales.

Mediante el ejercicio matutino se logra activar el metabolismo fácilmente, sintetizar más rápido los nutrientes y aumentar el gasto calórico en reposo. Esto permite que la eliminación de grasas del tejido adiposo se produzca de manera constante, una vez que termina el entrenamiento.

Gasta más calorías

Es importante destacar que cualquier ejercicio permite que nuestro organismo aumente el gasto calórico, la diferencia de hacerlo en la mañana es que provocaremos que este se active antes y permanezca por más horas.

Además, mientras más intenso sea su ejercicio,  más calorías quemará después de la sesión de entrenamiento. Las rutinas de alta intensidad hacen que se tenga durante todo el día un metabolismo quemador de grasa más elevado. Levantar pesas, por ejemplo, causa un efecto quemador de grasa posterior al ejercicio que puede durar entre 12 y 48 horas luego de haberse terminado la actividad física.Todo esto, debido a un factor de recuperación muscular.

Mejora el ánimo

La actividad física mejora el humor y la predisposición mental para enfrentar el día debido a la producción de endorfinas. Estas son unas moléculas producidas por una pequeña glándula situada en la base del cerebro que se estimula con el ejercicio físico. Las endorfinas permiten inhibir las fibras nerviosas que transmiten el dolor, producen una disminución de la ansiedad y aumentan la sensación de bienestar. Además sube la autoestima, eleva la tolerancia al estrés y disminuye el riesgo de cáncer y enfermedades metabólicas.

Regula el sueño

Estadísticamente está comprobado que cuantas más horas pasamos sentados,   peor es la calidad de nuestro sueño. Entonces, una actividad física a primera hora del día nos activará a tal punto que al momento de dormir nuestro descanso será reponedor. 

Forma hábitos

Establecer una rutina deportiva matutina na le ayudará a ser constante y a no dejarla por posibles panoramas que vayan apareciendo durante la semana después de la jornada laboral. 

Da satisfacción

Cumplir con los horarios que se ha impuesto es complicado, pero si lo consigue, obtendrá una satisfacción sin igual. El mero hecho de alcanzar uno de sus objetivos cada día le hará afrontar los retos de la vida diaria con la sensación de que puede hacer frente a cualquier desafío que se le ponga por delante.