El retorno de la kombucha

El retorno de la kombucha
01-12-2016

Pasamos del té chai a la sopa miso, luego de los jugos detox al té matcha y ahora a la kombucha, la bebida de moda que de nueva no tiene nada. A pesar de haber quedado olvidada en la historia, hoy es furor por sus múltiples propiedades. Es que productos para sentirse mejor durante el día y con increíbles efectos en la salud no faltan y no fallan. 

Consumida por dinastías chinas en tiempos antes de Cristo, este 2016 vuelve convertida como la bebida saludable del año por la cantidad de propiedades que posee. Se trata de la kombucha, de sabor ligeramente ácido, burbujeante y refrescante que posee propiedades digestivas y desintoxicantes.

“Hace más de dos mil años la kombucha ya era muy apreciada en China por sus efectos estimulantes y curativos, y su rico sabor. Poco a poco se extendió por Japón, Rusia y Europa, y en los últimos años se ha hecho muy popular en América y en los países del centro y norte de Europa”, cuenta Daniella Rocco, directora ejecutiva de la tienda de productos naturales Dellanatura.

Es un té fermentado de origen asiático rico en enzimas activas y probióticos. Se elabora a partir de los tés verde, rojo y rooibos, miel o azúcar, y es fermentado por una colonia de bacterias y levaduras llamadas SCOBY (Symbiotic Culture of Bacteria and Yeast). Estos microorganismos vivos sintetizan las vitaminas, enzimas y aminoácidos esenciales para la salud del sistema digestivo e inmunológico. Es decir, es un probiótico.

Es rico en vitaminas, enzimas, ácidos orgánicos esenciales, minerales, hierro, levaduras y polisacáridos. Tiene un mínimo porcentaje de alcohol y entre sus virtudes están que adelgaza, desintoxica y mejora la digestión, además de estimular el sistema inmune. 

No se recomienda para quienes tienen un sistema inmune, intestinal o hepático débil, ya que,  como ocurre con todo producto fermentado, existe el riesgo de contaminación cruzada por otras bacterias. Tampoco para embarazadas o mujeres en periodo de lactancia.

“Su fermentación transforma el té -o la infusión- en una bebida efervescente, con un gusto parecido al de la sidra y con una variada gama de vitaminas, enzimas, minerales y ácidos. Funciona como antibiótico, eliminando infecciones recurrentes y molestas; ayuda a regular el tránsito intestinal y disminuir los cólicos causados por la menstruación; alivia los dolores crónicos de articulaciones, huesos y músculos, y funciona como desintoxicante, renovando las energías y el bienestar general del organismo”, agrega Daniella.

Además, dentro de sus muchas propiedades, favorece el crecimiento del cabello, disminuye la inflamación, mejora el aspecto y la salud general de la piel, ayuda a perder peso y eliminar líquido, reduce el estrés y la ansiedad, y mejora la memoria. 

Disponible en: www.kombuchachile.cl y www.dellanatura.cl