La diabetes, un caso extremo en nuestro país

La diabetes, un caso extremo en nuestro país
06-09-2018 Tags: ,

El gran peligro son las enfermedades cardiovasculares asociadas a ella.

Tenemos cifras altísimas de esta patología en el país, y las mujeres llevamos la delantera

 

Chile se ha convertido en uno de los países con las cifras más altas de diabetes a nivel mundial. Así lo dan a conocer los resultados de la última Encuesta Nacional de Salud, que arrojan una sospecha de diabetes mellitus en al menos el 12,3% de la población chilena mayor de 15 años de edad, representando esto un incremento del 3,3% en relación a la publicada en el año 2012. De igual forma, llama mucho la atención la prevalencia de esta enfermedad por sexo, pues se indica que la sospecha en hombres es de 10,6%, mientras que en las mujeres pasó a ser de 14%, duplicando así el riesgo de enfermedades cardiovasculares en el primer grupo y triplicándolo en el segundo.

En relación a esto se ha determinado que el padecimiento de la diabetes tipo 2 presenta un 200% más de riesgo de enfermedades cardiovasculares, especialmente entre las mujeres de 35-59 años, “con una tasa de mortalidad oclusiva vascular seis veces más alta en este grupo de edad”, según otro estudio publicado el pasado mes de junio en la revista The Lancet, llamado ‘Diabetes y mortalidad cardiovascular: el impacto del sexo’.

Es importante entender que la diabetes tipo 2 es una enfermedad muy asociada a la obesidad y al sedentarismo, lo que determina que a la insulina le cuesta ejercer su acción en los tejidos (ingresar la glucosa en ellos), y ocasione a su vez un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, explica la doctora y presidenta de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (SOCHED), Carmen Gloria Aylwin

La especialista señala que aunque la patología se inicia fundamentalmente en personas mayores, especialmente después de los 40 años, “cada vez son más frecuentes los diagnósticos en personas jóvenes e incluso niños por el estilo de vida sedentario y altas tasas de obesidad presentes en nuestro país”.

En el caso particular de las mujeres –sostiene- el mayor nivel de riesgo ocurre en la edad fértil y después de los 45 años. “En el primer caso la mujer está expuesta a la diabetes gestacional, condición que cada vez se diagnostica más debido a los embarazos en edades tardías, sumado a la alta frecuencia de obesidad en la mujer. Por otra parte, la edad por sí misma es un factor de riesgo de diabetes, por lo que a partir de los 45-50 años aumenta la probabilidad de sufrirla”, manifiesta.

¿A qué se debe que las mujeres pierdan la protección hormonal de forma más rápida frente a los eventos cardiovasculares?

Las hormonas femeninas protegen a la mujer de la enfermedad cardiovascular. Sin embargo, con la menopausia, al disminuir los niveles de estas hormonas, se pierde esta protección natural, lo que tiene como consecuencia que el riesgo de sufrir un evento cardiovascular -como el infarto al miocardio o un accidente cerebro vascular- en mujeres mayores sea muy similar al hombre de la misma edad.

¿Todas las mujeres están propensas a padecer la enfermedad?

Cualquier mujer puede llegar a tener diabetes tipo 2. Sin embargo, tienen más riesgo de desarrollarla las mujeres que tienen familiares directos con diabetes, las que han tenido diabetes durante un embarazo, la mujer que tiene sobrepeso u obesidad y la que es sedentaria.

¿Algunas recomendaciones para evitarla?

La principal forma de evitar la diabetes es con un estilo de vida saludable que significa alimentarse sano, hacer ejercicios y mantener el peso lo más cercano a lo normal. También se sabe en la actualidad que el tabaquismo aumenta el riesgo de diabetes, por lo que no fumar también es un factor protector.

¿Existe cura?

Más que cura, la diabetes tiene control. Es decir, con el tratamiento adecuado se logran mantener los niveles glicémicos controlados y de esa forma se disminuye el riesgo de complicaciones asociadas a esta condición.