¡La invalidante migraña!

¡La invalidante migraña!
10-09-2019 Tags: ,

Por: Jacqueline Otey A.

Es una enfermedad que se presenta con mayor frecuencia en mujeres y afecta a alrededor del 10% de la población mundial. Ante la presencia de dolores de cabeza que cambian de intensidad y frecuencia, los médicos aconsejan visitar a un especialista.

 

La migraña es una enfermedad crónica que se manifiesta por crisis de dolor de cabeza con características especiales. Viene de la palabra hemicránea, es decir, ‘mitad de la cabeza’, y es tres veces más frecuente en las mujeres.

El dolor que genera la migraña se caracteriza porque generalmente compromete la mitad de la cabeza, es pulsátil y, si bien puede ser leve, es común que sea intenso e invalidante, con molestias al ver la luz (fotofobia) y a los ruidos (fonofobia), y suele acompañarse de náuseas y vómitos.

En algunos casos es precedida de algunos síntomas específicos (aura), tales como visión de luces, estrellas, culebritas de agua, arcoíris o incluso sensación de falta de sensibilidad o fuerza de un lado del cuerpo y para hablar, lo que puede confundirse con un accidente vascular cerebral. El dolor puede durar horas o días.

Según Patricio Ruedi, neurólogo especialista en cefaleas de Clínica Las Condes, la causa es hereditaria, por eso es posible encontrar familias de migrañosos y los gatillantes son múltiples, pero los más frecuentes son el estrés (generalmente posestrés), dormir poco o mucho, cambios hormonales, deshidratación, alimentos como el chocolate, queso, glutamato de sodio (comida china, salsa de soya) y el alcohol. “Los alimentos gatillan migrañas porque dentro de sus componentes hay sustancias que activan los vasos sanguíneos en personas que tienen una predisposición a hacer el fenómeno de la migraña”, explica.

¿Qué se puede hacer?

De acuerdo con el neurólogo, existen tratamientos para el dolor y para prevenir las crisis. “En el primer caso hay medicamentos inespecíficos como analgésicos comunes (paracetamol, ibuprofeno, naproxeno, ketoprofeno, ketorolaco). Y dentro de los específicos los más conocidos son los que contienen ergotamina (menos costosos) y los más nuevos, llamados triptanes (eletriptan, naratriptan), que son más específicos aun y con menos efectos adversos que los que contienen ergotamina”, indica el especialista.

También existen medicamentos preventivos que fueron investigados para otras enfermedades y que con el uso se observó que ayudaban a disminuir la frecuencia e intensidad de los dolores de cabeza en pacientes migrañosos. Como, por ejemplo, la amitriptilina, flunarizina, betabloqueadores como el propranolol, metoprolol y los anticonvulsivantes como el topiramato y valproato. “Además podemos incluir en esta clase la toxina botulínica, con un protocolo especial de inyecciones para migraña”, menciona el médico.

Ruedi señala que hay medicamentos nuevos, que llevan un año de uso en Estados Unidos y algunas semanas en Chile, que están especialmente desarrollados a partir de la fisiopatología de la migraña. Son los llamados anticuerpos monoclonales y que han iniciado una nueva era en el tratamiento de la migraña. En Chile por ahora existe un representante, el erenumab. “Es un medicamento específico, seguro y bien tolerado. Se inyecta subcutáneamente una vez al mes y los resultados han sido muy buenos con un gran perfil de seguridad, ya que prácticamente no tiene efectos adversos, por lo que promete hacer una gran diferencia en la frecuencia e intensidad de las crisis de migraña, tanto episódica como crónica (más de 15 crisis al mes) y con abuso de analgésicos (tomar analgésicos más de 10 veces al mes produce cronicidad del dolor de cabeza)”, advierte.

Recomendaciones:

La persona que tiene dolor de cabeza debe pensar que no es normal tenerlo, aunque tampoco es para asustarse.

Hay muchos dolores de cabeza benignos, que son provocados por infecciones, fiebre, altura, sinusitis o tensión, pero también que se presentan por causas graves, como meningitis, encefalitis, hemorragias y tumores. Estas causas tienen manifestaciones clínicas específicas y algunas son consideradas signos de alarma, por lo que deben ser analizadas por un médico, idealmente un especialista (neurólogo).

Si el dolor de cabeza comienza a edad temprana, como niñez o adolescencia, tiene características de migraña, hay antecedentes familiares y se repite de manera intermitente, puede corresponder a migraña. En ese caso es mejor consultar al médico, ya que un tratamiento adecuado puede prevenir que los dolores se hagan frecuentes e intensos y el riesgo de llegar al abuso de analgésicos. Vivir con dolor de cabeza es sacrificar calidad de vida, no tiene sentido cuando existe tratamiento para controlarlo.

Antes de consultar al especialista es importante que el paciente registre la frecuencia mensual de las crisis de dolor, los analgésicos que toma, la relación que pueda tener con algún alimento o circunstancia y, en el caso de las mujeres, el ciclo menstrual.