Menú de niños: carne de cerdo, una alternativa familiar

Menú de niños: carne de cerdo, una alternativa familiar
27-09-2019 Tags:

Andrea Hartung / Producción: Dominga Sivori / Forografía: Alejandra González

Una mamá de tres niños y una especialista en nutrición conversan sobre los mitos y propiedades del carne cerdo en los menús infantiles.

Aunque la carne de cerdo es un clásico en los asados, con las infaltables chuletitas, o en las preparaciones horneadas, aliñadas con mostaza dulce, a muchos papás les cuesta la idea de incluir esta proteína en los platos de sus hijos, en especial de los más chicos que aún consumen colados y picados.

Es el caso de María Jesús Ahumada, dueña del play café CóCafé, quien con su hijo menor de un año y ocho meses está enfrentando los problemas típicos de la alimentación a esa edad: “Mientras que con mis hijas mayores el tema de la comida fue más fácil, con él me ha costado más hacer la transición del colado a la comida y siento que está aburrido de comer siempre carne y pollo”. Reconoce que no se atreve a incluir carne de cerdo aún a su dieta, porque la considera más grasa y teme que sea muy pesada para un niño tan chico.

“La carne de cerdo no es necesariamente más grasienta”, asegura Paula Camus, especialista en nutrición y dietética clínica, y agrega: “En mayo se descubrió que existen cinco cortes de cerdo que son extra magros -con menos de 5% de contenido graso- que los niños pueden comer perfectamente”.

Pese a que lo más típico es comprar cerdo graso para tirar a la parrilla, Paula explica que estos cinco cortes más saludables son muy fáciles de encontrar, de hecho, se pueden pedir en el supermercado y en las carnicerías: “hablamos de filete, lomo, posta rosada, posta negra y cubitos de cerdo, que son principalmente pulpa de la pierna. Todos extra magros”.

Otro mito que Paula aclaró, en conversación con María Jesús, es el que dice que la carne de cerdo tiene menos aporte proteico que el pollo o la carne. “Es una excelente fuente de proteína, tienes entre 20 a 25 gramos por porción”, explica, “tenemos que considerar que para los niños la cantidad adecuada es del porte de una cajita de fósforos, pues ellos necesitan menos proteína que nosotros”.

Así, existen cortes de cerdo que perfectamente se pueden incorporar a un plato infantil, siempre considerando que como cualquier otro alimento nuevo que se incluya a las dietas de los niños, su incorporación debe ser de a poco, hasta que estén acostumbrados.

RECETA

Aquí una receta de una carbonada con carne de cerco extra magra, de la especialista Paula Camus.

Ingredientes

  • 1 ½ taza de posta rosada de cerco
  • 2 cucharadas de aceite
  • ½ cebolla cortada finamente
  • ½ cucharada de orégano seco
  • 6 papas peladas y cortadas en cubos pequeños
  • ¼ k de zapallo pelado y cortado en cubos pequeños
  • 2 zanahoria pelada y picada en cubos pequeños
  • ¼ k de porotos verdes deshilados y cortados de 1 cm
  • ¼ k de arvejitas desgranadas frescas o congeladas (1 taza)
  • 1 choclo fresco picado o una taza de choclo congelado
  • 1 ½ l de agua caliente
  • ½ taza de arroz

Preparación

  1. Sofreír la cebolla condimentada.
  2. Cuando la cebolla empiece a ponerse translúcida, añadir la carne de cerco picada. Mezclar.
  3. Añadir las verduras, mezclar hasta que los sabores se integren.
  4. Agregar el agua caliente. Tapar la olla y cocinar a fuego medio hasta que las verduras estén prácticamente cocidas.
  5.  Verificar el punto de sal y agregar las dos cucharadas de arroz. Cocinar unos minutos más hasta que el arroz se haya cocido. Servir caliente.