Una crema para cada edad

Una crema para cada edad
26-05-2016

Cada piel es una historia y para armar la rutina adecuada hay que considerar la herencia genética, el estilo de vida y la exposición al  sol.  ¿Cómo protegerla para que luzca siempre sana? Es la respuesta que tres especialistas entregan acá. 

Aunque no se quiera, la piel va envejeciendo por naturaleza. Si a los 20 lucía sin manchas e hidratada, a los 50 ya no tiene la misma elasticidad. Pero una cosa es el efecto del tiempo y otra es la calidad de cada piel. “El daño dependerá de si la persona es fumadora, si ha tomado mucho sol, si ha tenido una alimentación adecuada o de si genéticamente heredó una piel de mala calidad”, explica Mónica Böhmer, cosmetóloga y directora de MedSthetik.

Lo que está claro es que independiente de los años las pieles deben limpiarse todos los días -es decir, eliminar el maquillaje, sudor, grasa y polvo-, hidratarla y protegerla con factor solar. “Es muy importante el cuidado diario de la piel desde temprana edad porque lo más importante es prevenir sobre todo el fotodaño causado por la radiación ultravioleta”, explica la doctora Alejandra Ríos, directora médica de Cetralklinic.

A medida que pasa el tiempo, además, debemos ir sumando algunos activos que nuestro organismo deja de producir en abundancia. Así, a los 30 las vitaminas C y E se necesitan mucho más, a los 40 es el retinol y a los 50 son la elastina y el  colágeno. “Los problemas de las pieles dependen de la rutina de las personas. Muchas veces aparecen pelos en el mentón por problemas hormonales, la rosácea e imperfecciones como el acné, pero ninguno de estos son por la edad. Lo único que devela el tiempo es la profundidad de los surcos que hay que llevar con dignidad, ya que son las huellas de la felicidad y de la vida de cada persona”, dice Mónica.

Según la dermatóloga Michelle Robles, de Clínica Indisa, es importante incluir en una rutina de cuidado la utilización de productos naturales y llevar una vida sana. “Es bueno exfoliarse e hidratarse con productos naturales y no fumar, hacer deporte y llevar una dieta equilibrada”. 

 

Problemas: grasitud, seborrea, imperfecciones. 

Cuidados: exfoliar y aplicar una mascarilla hidratante una vez por semana. Se pueden realizar con yogur natural y miel.

Productos: geles hidratantes, protector solar y BB cream.

Activos: ácido hialurónico, liposomas y spirulinas.

 

 

Problemas: falta de brillo y luminosidad.

Cuidados: hidratar la piel, beber suficiente agua y realizar terapias como el shock vitamínico y la oxigenoterapia. 

Productos: contorno de ojos con vitamina C, serum y protector solar.

Activos: vitaminas C y E, ácidos alfahidroxiácidos, superóxido dismutasa, coenzima Q.

 

 

 

Problemas: la piel tiende a estar más seca porque la producción de sebo disminuye. Aparecen manchas y arrugas de expresión.

Cuidados: tratamientos reafirmantes en la zona del cuello, rostro y escote.

Productos: cremas reafirmantes con deanol, serum y contorno de ojos, ácido hialurónico y cremas antiedad.

Activos: retinol, vitaminas C y E y ácidos como alfahidroxiácidos.

 

 

Problemas: manchas, arrugas, flacidez y sequedad.

Cuidados: tomar antioxidantes como té verde, coffe berry, y realizar limpiezas faciales mensuales y tratamientos de radiofrecuencia.

Productos: cremas despigmentantes y antiedad.

Activos: regestril, argilerine, madecasosside, DMAE, coenzima Q10.