Benjamín Vicuña: Consagrado

Benjamín Vicuña: Consagrado
06-06-2019 Tags:

Por: Lisette Ávila O. / Fotos: Jaime Arrau

Una sanción colectiva es la que promete generar el actor chileno con la obra ‘Terapia Amorosa’, que se presentará entre el 14 y 16 de junio en el Teatro Oriente. Una vuelta a las tablas nacionales que lo tiene emocionando y expectante, así como también su nueva paternidad.

 

Son las diez de la mañana de un domingo frío pero soleado en Santiago. Muchos chilenos celebran el Día de la Madre y también lo hará el actor Benjamín Vicuña, quien viajó desde Argentina para festejar a la suya y cumplir otros compromisos comerciales. Su viaje es por el día, y pese a todo lo que tiene que hacer, luce tranquilo y dispuesto a hablar de la comedia que estará presentando en el Teatro Oriente y que lo trae de regreso a las tablas chilenas.

Con la calma que lo caracteriza para hablar, Benjamín cuenta que ‘Terapia Amorosa’ es una comedia inteligente, que habla sobre las relaciones de pareja, el amor y la lealtad. Una obra que ha sido un éxito en Argentina desde enero y que espera también serlo en nuestro país.“Soy un afortunado de la vida porque me dio la posibilidad de estar en Buenos Aires, que es una capital reconocida por su movida teatral”, dice.

Un chileno que vive en Argentina y que vuelve a su país a presentar una obra de un director argentino. ¿Cómo vives esa experiencia?

La verdad es que es increíble poder trabajar con Daniel Veronese, que es un superdirector argentino que no solo trabaja en Buenos Aires sino que en Madrid; y también es fantástico poder venir a mostrar a Chile un espectáculo potente, en una sala maravillosa e íntima como la del Teatro Oriente.

¿Cuál es la historia de la comedia?

Se trata de una pareja que va a una terapia. Ellos se necesitan para apoyarse y también para pelearse. Son dependientes y tienen una relación muy tóxica que les genera mucho dolor. Entonces deciden ir donde un terapeuta que es my gracioso y que tiene una metodología muy curiosa.

¿Qué piensas de las parejas que van a terapia?

Que en ellas hay un gesto de amor.

Las obras sobre conflictos de pareja son aplaudidas por el público. ¿Qué hay detrás de ello?

Sí, son casi un género. Efectivamente hablar del amor, de la convivencia y de las relaciones son cosas que generan empatía, hay una identificación, un efecto espejo. Nosotros vemos cómo la gente en la obra además de reírse hace catarsis. Es una verdadera terapia colectiva.

Benjamín, has dicho que hacer teatro en Argentina es hacer “teatro de resistencia”. ¿A qué te refieres con eso?

El público argentino necesita un lugar de encuentro para sanar, reír y también para pensar en otras cosas. Si bien el teatro en general ha bajado muchísimo así como la gastronomía y otras áreas del turismo en Argentina, nosotros hemos tenido la fortuna de que a la obra le ha ido bien, porque la historia empatiza y genera ese lugar de encuentro. El teatro sigue siendo un espacio necesario para hacer catarsis, para encontrarse y para dialogar. Entonces cuando me refería a la resistencia, es que nosotros quisimos demostrar que es complejo pero necesario.

¿Cómo ves la crisis en Argentina?

Es una situación complicada, pero ellos están acostumbrados a levantarse y tienen una potencia creativa y humana poderosa… Estoy seguro de que van a salir de esto. Claro que es doloroso ver una sociedad quebrada pero creo que no hay que perder la fe. Efectivamente los más afectados son siempre la gente pobre. La pobreza ha aumentado muchísimo y también hay una clase media muy castigada.

Hace poco recibiste una distinción en Argentina que reconocía tu esfuerzo, tu carisma y tu triunfo como actor fuera de tu país. ¿Qué sentiste con ese premio?

Este tipo de reconocimientos, premios, homenajes o como se llamen son inspiradores para seguir trabajando. Tuve la posibilidad de ir con mis hijos, entonces fue muy bonito y emocionante para ellos. Como que yo lo viví también a través de sus ojos.

¿Recordaste esos primeros años como actor?

Uno no se da ni cuenta de lo vertiginoso que es todo. Me dedico a actuar hace 22 años, es casi una vida entera y es bonito porque es un oficio del que uno nunca termina de aprender. Muchas veces la ficción es un lugar que es tanto mejor que la realidad. A muchos compañeros les pasa que tienen problemas y que este trabajo les permite refugiarse. A veces la ficción te hace volar y te desapega.

¿Es duro salir de la ficción?

A veces sí, cuando la realidad es muy compleja.

Interpretaste durante dos años a Eva Perón en el teatro. ¿Qué significó eso para los argentinos y qué debates abrió?

Era una propuesta muy al estilo de Copi (Raúl Damonte Botana Taborda), por lo tanto era muy radical, provocadora y no dejó indiferente a nadie. Es una obra políticamente muy potente. Entonces algunos la tomaron como una provocación. Ya pensar, como autor, que Eva Perón tenía que interpretarla un hombre significa un gesto político. El hecho artístico fue increíble, pero hay gente que no quiso ver la obra.

¿Si tuvieras que interpretar la historia de una mujer chilena en el teatro, a quién harías?

¡Hay tantas figuras maravillosas! Pero se me vienen a la mente mujeres como María Luisa Bombal, Gladys Marín, La Quintrala, Violeta Parra y Gabriela Mistral.

Además del teatro estás haciendo un personaje en la serie española Vis a Vis. ¿Qué otros proyectos tienes este año?

Si, ya grabé la temporada de Vis a Vis que se estrena en octubre de este año por Netflix. En ella interpreté a un guardia de la cárcel, un tipo que tiene un problema severo de ira y violencia. Ahora estoy trabajando en una serie de época que retrata a Argentina en 1940. En ella seré un villano.

Y llegó Magnolia…

 

Blanca, Bautista, Beltrán, Benicio y Magnolia son los nombres de los hijos de Benjamín. Cada uno de ellos pensados con mucho amor. Todos amados, todos esperados, todos ansiados. Ser padre es y será siempre una realidad maravillosa para Benjamín.

¿Cómo has enfrentado tu reciente paternidad?

Increíble. Uno no termina de sorprenderse de la paternidad ni de lo profundo y lo increíble que es el milagro de la vida.

¿Cómo es Magnolia?

Es una niña hermosa y muy dulce. Lo tomo como un superregalo. Ella camina, habla un poquito, dice papá. La ves y es una cosa exquisita, un regalo del cielo.

¿Y sus hermanos cómo han recibido a Magnolia?

De la forma más orgánica, natural, sana y con mucho amor. Es la mascota de la casa, ja ja.

¿Como celebrarás el Día del Padre?

Ahí voy a ver, pero mi día pasa por ellos. Estoy feliz y agradezco todo lo que me ha dado mi hermosa familia.

Cuando te entrevisté en 2004 me dijiste que tu sueño era tener muchos hijos…

Mira, ¡y ya voy en cinco!

¿Piensan tener otro hijo con María Eugenia?

Dentro de todo tengo 40 años y puede pasar cualquier cosa. Pero estoy viviendo el proceso maravilloso de la crianza con mis hijos y la verdad es que también es una gran responsabilidad.

¿Cuándo se casan con María Eugenia, se ha hablado mucho de ello?

Por ahora estamos con harto trabajo y proyectos independientes. Así que la verdad que eso es un deseo, pero todavía no hay nada definido.


BREVES:

  • ¿Qué lugar de Santiago es el que más te gusta? El barrio Bellas Artes, los alrededores de Matucana 100 y el Parque Bicentenario
  • ¿Qué libro estás leyendo? El Arte de Callar, de Roberto Brodsky
  • ¿Cuál serie estás viendo? ‘La Tregua’, que es una serie belga
  • ¿Que lugar de Buenos Aires visitas más? El Planetario
  • ¿Cuáles son tus restaurantes favoritos de Santiago? ‘La Mar’, ‘Carnal’ y ‘Liguria’.