Entrevista a Karla Melo

Entrevista a Karla Melo
16/02/2016

Cercana, simpática y alegre son algunas de las características de esta actriz. Ahora hace reír a la teleaudiencia con las peripecias de Natalia, una estudiante de provincia, en Tranquilo Papá.

La Anti Diva

Karla Melo no es de las que se quedan esperando que las cosas buenas pasen. Por el contrario, ella es de las que ayudan a que estas sucedan. Así es que cuando termina un trabajo, llama, escribe y avisa que está dispuesta a asumir nuevos desafíos y abierta a propuestas laborales. Con esa actitud tan proactiva jamás ha pasado mucho tiempo sin trabajar.

Así lo ha he hecho desde que salió, hace algunos años, de la escuela de teatro. Primero participó en recreaciones de historias en los matinales y luego en comerciales, hasta que se aventuró en el casting para el papel que la hizo conocida, el de Flavia, de la serie El Reemplazante. La premiada y muy bien comentada producción no solo se emitió en televisión, sino que ahora se puede recordar y repasar en Netflix, cosa que a Karla la tiene muy contenta. “Para que me dieran el papel me fui vestida acorde con el rol y con unas zapatillas horribles, de esas de taco con resortes”, recuerda esta simpática actriz, que no ha perdido la sencillez y buen humor que la han caracterizado desde sus comienzos.

Desde que se puso la falda de colegiala rebelde y provocativa hasta hoy, Karla ha pasado por varias telenovelas: Caleta del Sol, Pobre Rico, Las Dos Carolinas, Veinteañero a los 40 y Preciosas, donde encarnó a Paola ‘Palito Santo’ Farfán, una joven que cae presa después de intentar provocar una explosión. En la cárcel conoció a Elsa, personaje interpretado por Tamara Acosta, de quien se enamora. Así, el destino la hizo asumir uno de los primeros roles lésbicos de la historia de las telenovelas chilenas.

Después de terminar esa producción de Canal 13, Karla fue llamada a integrar Tranquilo Papá, en Mega. Allí es Natalia, una estudiante de gastronomía de la Quinta Región que llega a Santiago y reside como pensionista en la casa de la familia Aldunate, ricos venidos a menos a causa de la decisión del padre de no financiar más los lujos y caprichos de su poco esforzada familia. El papel tiene muy contenta a Karla, ya que lo pasa bien grabando junto a un buen y divertido elenco, y también porque le deja tiempo para el teatro. Junto a su hermana Kamila y las otras actrices de la compañía Divas a la Deriva estuvieron hasta hace poco participando en la obra El Misterio del Merkén, pieza que recuerda la época dorada de los cabarets. “Nos fue excelente, por lo que pensamos seguir reponiéndola si es que se nos da esa posibilidad”, cuenta.

Te cambiaste de casa televisiva. Ahora estás en Mega.

No me cambié, yo estaba en mi casa sin pega. Había terminado mi contrato por Preciosas y me quedé dos meses mirando el techo y me llamó el director de Tranquilo Papá. ¡Yo feliz! Igual soy busquilla y llamo para avisar que estoy sin trabajo. Lo hago porque muchos directores a veces no se acuerdan de ti o creen que estoy en otros proyectos.

¿Cómo defines a tu personaje?

Natalia viene a Santiago a estudiar junto a una amiga y llegan a vivir a la casa de los protagonistas. Los conflictos son domésticos, nos gusta el mismo hombre, somos medio patudas, le sacamos la ropa a la hija de la familia. Yo dejo la embarrada en la cocina, la dueña de casa se vuelve loca con la situación… es pura comedia.

Una vez dijiste que con Natalia la gente se dará cuenta de que muchos cuicos no son pesados.

Natalia no es pesada. Ella es cuica de Viña y es mucho más relajada… Dice pan batido en lugar de marraqueta, jajá. La verdad es que lo he pasado muy bien grabándola y pienso que le irá muy bien con la audiencia. Muchos se sentirán reflejado

¿Lo pasaste bien en Preciosas?

Excelente. Tuve la oportunidad de trabajar con Tamara Acosta, a quien admiro. ¡Me la pusieron de polola en la teleserie! Ella es súper buena onda, humilde y generosa. Todas las chiquillas del elenco eran muy simpáticas! Tu papel tuvo muchas reacciones favorables en las redes sociales. Sí, hasta varias mujeres me pidieron pololeo y me invitaron a eventos en discotecas gay. Compartí con las chiquillas y me saqué fotos. Me gritaban ¡Te amooo! Me encanta el público gay porque es relajado y en sus discotecas bailan todos juntos. Me gusta su música con hartas divas del pop: Beyoncé, Rihanna, Kylie Minogue.

¿Te costó asumir el personaje?

No, porque era muy distinta a mí y diferente de lo que había hecho antes. Ropa suelta y pelo con rastas y con una postura algo masculina… Nada que ver con la chica sexi, buena para el leseo y para hacer travesuras que varias veces me asignaron. La personalidad de Paola me encantó porque era galana con su mujer, pero impulsiva. Había historia de amor bonita entre dos mujeres, sus planes a futuro… Excelente personaje.

¿Crees que se potenció lo suficiente la historia?

Quizá no tuvo tanto rating porque la daban muy tarde, pero aun así el twitter reventaba. Yo sé que la gente la veía porque en la calle me lo manifestaba. No estoy ni ahí con el rating… Tú te manifiestas mucho por las redes sociales. Sí, harto, porque trato de ser cercana y contestar siempre los mensajes que me mandan. También las he aprovechado para buscarles familia a perros y gatos que encuentro en la calle y para dar a conocer cosas en que estoy, como la obra que hicimos y que queremos seguir haciendo.

Colaless con merkén

La obra El Misterio del Merkén está ambientada en la época de gloria del burlesque y su tema central es la rivalidad de las divas de un cabaret. “Llega una mujer del sur a trabajar a ese local y eso provoca ciertas situaciones divertidas”, cuenta Karla. “Me llamo María Caramelo González Fernández Rodríguez García. Yo soy una mexicana que también llegó en una parada de aserruchar el piso a las otras divas, pero a mí no me lo permitieron y me quedo como la nana del cabaret, recogiendo ropa, sacando puntos negros… para puras tonteras. Al final igual me pego mi baile. Lo entretenido es que parte con una improvisación y cada una construyó su personaje… Es una comedia bizarra”, detalla.

¿Por qué el nombre de El Misterio del Merkén?

Es que es una comedia que se trata de divas rivales. Hay una que le pone merkén en el colaless a la otra… La gente se rió mucho mientras estuvo en cartelera. Por eso queremos reponerla en cuanto se pueda.

Breves

Zapatillas: Skechers, no hay nada más cómodo y los diseños son bonitos.

Restaurante: Madam Tusan (Parque Arauco), porque me encanta su comida china peruana.

Serie: Modern Family, es muy entretenida.

Cuidado de la piel: Los productos orgánicos Cattier son excelentes. Hay champús y cremas de todo tipo. Los encuentro en las farmacias naturalistas y tiendas orgánicas.