María Gracia Omegna: “’Araña’, generará un espacio de comunión y diálogo”

María Gracia Omegna: “’Araña’, generará un espacio de comunión y diálogo”
22-08-2019 Tags:

Por: Lisette Ávila O. / Fotos: Nicolás Abalo / Producción: Belén Muñoz / Maquilladora: Ale Cancino

El jueves pasado fue estrenada esta película del director Andrés Wood. En la producción, que cuenta la historia de exmiembros del movimiento Patria y Libertad, la actriz interpreta el rol de una siquiatra. De su papel, que dice que es uno de los más importantes de su carrera, nos habla la actriz, quien reflexiona en esta entrevista sobre los nacionalismos y los procesos políticos.

 

Hermética cuando se trata de hablar de su vida personal y apasionada cuando el motivo de conversación es su oficio, la actriz María Gracia Omegna tiene matices que la hacen ser dueña de una personalidad a veces enigmática y otras tremendamente cercana.

De pelo castaño, mirada penetrante y margaritas en su rostro –que la hacen lucir como una niña traviesa–, la actriz aclara que su tema de conversación no es su embarazo (siete meses) ni menos su relación con el actor Gonzalo Valenzuela. Hoy está expectante con las reacciones que generará en el público la nueva película del director Andrés Wood, ‘Araña’. Una producción que cuenta la historia de tres exmiembros del grupo derechista Patria y Libertad, interpretados por los actores Marcelo Alonso, Mercedes Morán y Felipe Armas.

En la cinta María Gracia hace el rol de una siquiatra cuyo nombre es Nadia, un papel secundario y determinante para descifrar la mentalidad de uno de los personajes más conflictivos. “Es una siquiatra joven que egresó hace poco y que trabaja en un siquiátrico público. Ella comienza a entrevistar y tratar a Gerardo (ex Patria y Libertad), y a conocer la mentalidad de alguien que perteneció a un movimiento nacionalista y que hoy sigue siéndolo”, cuenta.

¿Cómo es la mentalidad de Gerardo?

Es un extremista y tiene una cierta cordura que es muy cuestionable. Él no debería estar en el siquiátrico, sino que en la cárcel.

¿Qué te parece la mirada que propone Andrés Wood de ese momento de nuestra historia?

Es una mirada distinta a la que estamos acostumbrados y que muestra a las víctimas de la dictadura. Andrés también lo hizo en la película ‘Ecos del Desierto’, donde por primera vez se mostró el mundo militar chileno. Es bueno, porque hay temas que siento que todavía son intocables y en los que nadie quiere meterse ni opinar mucho.

¿Por qué pasa eso?

Es que es un terreno muy ambiguo, cuestionable, confuso y agresivo, porque se trata de la extrema derecha. Por ejemplo, cuando se habla de aborto y sale esa extrema derecha hipernacionalista y comienza a dar cátedras de moral y de cómo vivir la vida, totalmente ajena a la realidad, es muy violenta y poco dialogante.

¿Cuál fue el desafío de tu papel?

Creo que este es el rol que más he preparado como actriz. No es un personaje protagónico, pero desencadena muchas cosas y fue muy interesante hacerlo. En su proceso de creación fui al Psiquiátrico y conversé con un doctor para entender cómo entrevistaba a los pacientes, y me di cuenta de que los códigos son aparentemente cordiales y cercanos, para lograr así conectar.

Con tu rol te involucraste en la mente de un exmilitante de un grupo nacionalista. ¿Lograste generar algo de empatía con ello?

Puedo entender la lógica, porque todo tiene su contexto, pero no avalo que haya existido un grupo como Patria y Libertad. Creo que los espacios tan extremos no tienen coherencia porque invalidan el contexto de la humanidad. También me di cuenta de que no me gusta que satanicen a las personas ni los momentos históricos. SÍ creo en los contextos personales, sociales y culturales… En base a eso se construye todo.

¿Qué esperas de esta película?

Me genera curiosidad lo que vaya a pasar con ella. ‘Araña’ generará un espacio de comunión, de diálogo y de discusión. La película tampoco habla tanto de un contexto político, lo político es Patria y Libertad, pero también muestra la intimidad de tres exintegrantes de un movimiento nacionalista y ciertas rutinas. No es como la película ‘Machuca’ o ‘No’, que mostraban a la gente en la calle, esto es más intimista.

¿Crees que Chile alberga nacionalismo aún?

Sí, es brígido, y una lo ve en las reacciones que generan temas como la inmigración y el aborto. Ahí se ve un nacionalismo que es de culturas extremas, sordas, y que invalidan la libertad y la evolución.

Infancia

Es la hija del medio de cuatro hermanos. Dos mujeres y dos hombres. Dice que sus padres le cuentan que era una niña tranquila, lo que los hermanos le refutan muchas veces. “En el colegio era como de las ordenaditas, no daba muchos problemas, pero tampoco era una niña fácil. Siempre de carácter fuerte, con las cosas bien claras, y cuando tenía que ser existencialista era muy existencialista. Pero en general me gustaba leer harto y me iba bien en el colegio”, cuenta María Gracia.

¿Estuviste en el mismo toda la vida?

No, estuve en cinco distintos. Mis padres se cambiaban un montón, llegaban tarde a las matrículas, los dos trabajaban… Todo era muy desordenado (ríe).

¿Te adaptabas fácil?

Sí, y ahora me adapto a cualquier espacio. Claro, cuando chica era más tímida porque me costaba mucho empezar a relacionarme de nuevo.

¿Conservas amigos de los establecimientos en los que estuviste?

No, imposible. No generaba lazos muy profundos. Sí tengo una amiga con la que hablo de vez en cuando, que es la Naty, mi compañera en sexto básico. Fue mi superamiga y sufrí mucho cuando se cambió al liceo Carmela Carvajal. Ella era mi partner.

Alguna vez comentaste que viviste en una villa en Vitacura y que para ti era la cuna del arribismo.

Sí, y la verdad es que no fui ni fu ni fa, y lo agradezco. Cuando chica era más conflictivo porque te preguntaban a qué sector pertenecías, pero ahora lo encuentro genial porque tengo amigos de todos los espacios. Me permite vincularme mejor, transitar mejor y tener una noción de realidad un poco más amplia.

Ahora estás viviendo una nueva etapa, que es la maternidad. ¿Cómo te has sentido?

Yo lo he pasado superbién. Es como rico porque te cuidan mucho. Como que de pronto nadie cuestiona las decisiones que una toma… Pero no quiero hablar más del tema, perdón.


 

BREVES:

  • Serie: Trapped, es una producción islandesa policial y la segunda temporada me encantó.
  • Restaurante favorito: Everyday, que es un restaurante coreano chiquitito que tiene comida exquisita.
  • ¿Qué lugar de Santiago te gusta más? Las montañas en Santiago. Al Manquehue he ido harto porque hay mucho donde escalar.
  • ¿Qué música no puede faltar en tu playlist? Me gusta el rock más indie, como Radiohead, y también la música latinoamericana como Anita Tijoux, Bloque Depresivo y otros más.