Vicentico: «Es muy bonito tocar en Chile»

Vicentico: «Es muy bonito tocar en Chile»
03-10-2019

Entrevista

En unos días el artista argentino dará un concierto en Gran Arena Monticello y vendrá como siempre: feliz. Recorrerá décadas de trayectoria y también adelantará temas de su próximo disco, aún en grabación.

Se siente cómodo cantando en Chile. Lo ha hecho muchas veces y aunque ya casi está acostumbrado, no por eso Vicentico deja de sentirse entusiasmado. El 11 de este mes dará un concierto íntimo en Gran Arena Monticello, pero hace ya un rato que se le siente más cercano, porque ha estado grabando las campañas de verano de Zibel, la marca de la que es rostro en La Polar. Dicen que se luce en ellas, pero el artista acota con modestia: “Espero estar a la altura”. Cincuenta y cinco años, 35 de carrera, casado con la actriz Valeria Bertuccelli, dos hijos, es uno de los artistas latinoamericanos más versátiles. Se pasea por el rock, el pop, la bossa nova, el reggae, la música gitana e incluso, más reciente- mente, el trap, colaborando con Duki, el exitoso bonaerense de 23 años. “Me gusta mucho cambiar de estilos –explica Vicentico–. Lo hice con los Cadillacs un montón y, bueno, Duki me invitó a participar. Me encanta lo que hace y creo que nos tenemos un respeto mutuo, aunque yo sea mayor que él. Fue un placer poder compartir con él”. Agrega que a los jóvenes les gusta del freestyle porque implica crear en el momento y “decir cosas que uno necesita decir a través de la música. Yo escucho hip hop desde hace mucho tiempo, no me resulta nada raro. En los discos de los Cadillacs se puede encontrar mucho de eso”.

Su show en Chile repasará dos décadas de trayectoria, básicamente entonces su camino como solista. Dice que aún no ha madurado mucho el repertorio, pero que sin duda mostrará temas de su próximo disco, en plena grabación por estos días. “Tengo terminadas unas cinco canciones, me faltarán unas cinco o seis más. Ha sido un trabajo arduo porque hace como seis meses que estoy grabando”.

En su carrera como solista ha editado siete discos y ha ganado dos Grammy Latinos: en 2013 con su canción ‘Creo que me enamoré’, y en 2015 con ‘Esclavo de tu amor’. También ha recibido tres premios Gardel por su trabajo en solitario.

Los Cadillacs por siempre

“La ternura es todo –dijo alguna vez en una entrevista–, es un modo de acercarse al mundo. Además, se puede ser muy tierno y no aflojar en nada. Yo sé perfectamente que no transo las cosas que decidí no transar, como la magia de la música. Pero no es patrimonio mío, lo veo en todos los artistas”. Hablaba de sus apariciones cantando con su mujer, con su hijo Florián o con los mismos Cadillacs, cuando se reúnen.

“Soy un hombre de familia, porque es lo que a mí me salvó la vida. Yo les debo todo a mi esposa y a mis hijos. Me hicieron la vida más fácil, más tierna, más todo”, ha dicho.
Y con Los Fabulosos Cadillacs trabaja siempre. “Nos mandamos mensajes por WhatsApp, nos vemos cada tanto. Es un gran trabajo, hermoso. Nos juntamos para tocar y es una fiesta familiar que dura ese tiempo que estamos juntos. Vienen hijos, esposas… Nos conocemos desde hace 30 años y es lindo que sea de esa manera. Somos un grupo de personas que se adoran entre sí”.